Quizá no hayas escuchado hablar de Hisense, pero pronto lo harás.

Esta empresa estatal china que fabrica televisiones, teléfonos inteligentes, lavadoras, equipos de aire acondicionado y refrigeradores ha ganado notoriedad no sólo por patrocinar el estadio en el que Roger Federer venció a Rafael Nadal en el último Abierto de Australia, también porque sus pantallas han comenzado a inundar los anaqueles de tiendas en América.

Hisense, que fue fundada en 1963 como una fábrica de radios, ha aumentado su cartera de productos y también su huella hasta sumar más de 13 plantas en China y un puñado más alrededor del mundo, incluyendo Hungría, Sudáfrica, Egipto y México. Actualmente, la empresa factura más de 30,000 millones de dólares (mdd) anuales y tiene la mira puesta en este continente.

¿Cómo piensa lograrlo? La primera línea de ataque será una línea renovada de pantallas UHD de gran formato que además cuenta con tecnología HDR, Quantum Dot y la opción de tener integrado el sistema operativo Roku, explicó a Forbes México David Gold, director general de la marca en nuestro país.

PUBLICIDAD

Hisense se ha vuelto una de las marcas más relevantes en el mercado de pantallas planas en el mundo —ocupa el tercer lugar mundial en ventas—, con una combinación de precios bajos y alta resolución: “Somos la marca número tres en el segmento de pantallas 4K en México”, dijo Gold.

Además de sus pantallas, HiSense presentó su proyector Laser Cast, capaz de desplegar una pantalla de hasta 140 pulgadas con resolución 4K y colores vibrantes incluso en una sala bien iluminada. Este nuevo modelo se convirtió en la insignia de la compañía durante el CES y Gold aseguró que tiene una vida útil de más de 20,000 horas. Llegará a México en la segunda mitad del año.

El tercer gran anuncio de la marca para 2017 fue el A2, su primer smartphone con doble pantalla, la principal a color tradicional y una secundaria con display de tinta electrónica, similar al que puede encontrarse en los lectores electrónicos como el Kindle de Amazon.

El A2 tiene un predecesor, el Yotaphone, que fue fabricado por la compañía rusa Yota entre 2012 y 2015 pero que no alcanzó a ser lanzado en Europa ni América.

Aún no hay fecha de llegada a México para el A2.

Así lucen los nuevos equipos de Hisense:

 

Siguientes artículos

Industriales exigen a Peña Nieto detener el gasolinazo de febrero
Por

El llamado de los industriales a Peña Nieto busca frenar el gasolinazo previsto para el 3 de febrero.