Debido a un estancamiento de políticas públicas de género en el ámbito laboral, familiar y educativo, América Latina tiene un importante rezago en igualdad de género respecto a regiones más avanzadas, así lo dio a conocer el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en su informe “Brechas de Género  en América Latina”.

De acuerdo al informe, en el caso de Centroamérica, sólo Guatemala es el país que mantiene una mayor desventaja para las mujeres respecto de los hombres en la población adulta de 25 a 54 años, sólo superado por Bolivia a nivel América Latina.

A pesar de ello, en todos los países de la región el avance educativo para las mujeres ha sido menor que el de los hombres, situación que se mantiene un incremento en zonas rurales, donde más del 8% de la población femenina declara no saber leer ni escribir.

“De cara al futuro, los mayores desafíos se vinculan a reducir los niveles de deserción en el nivel de educación medio, atacando los factores diferenciales que explican el abandono de los estudiantes mujeres y varones”, indica la institución a través de un comunicado.

Puedes leer: Guatemala, el peor país para ser mujer en América Latina

En cuanto a la familia, el informe muestra que a pesar de que el empoderamiento económico de la mujer se ha traducido en un incremento, los hogares monoparentales, con hijo a cargo pero sin cónyuge presente, suelen tener un nivel socioeconómico menor, alcanzando el 57% de los hogares.

“Este fenómeno dual hace que sea necesario repensar la asociación entre hogar con jefatura femenina y “hogar vulnerable”, habitualmente utilizada en el ámbito de la política pública para focalizar políticas sociales”, menciona el documento.

Además, el total de horas trabajadas por mujeres, sumando actividades remuneradas y no remuneradas, es mayor para las mujeres y se incrementa en los hogares con niños y no difiere demasiado por niveles socioeconómicos.

Por lo que recomienda a los gobiernos de la región fomentar la corresponsabilidad en el trabajo reproductivo y no remunerado, impulsar medidas para reducir el embarazo adolescente y promover iniciativas para reducir la incidencia de la pobreza en los hogares con jefatura femenina.

Puedes leer: Nike celebra a las mujeres en nueva versión de campaña Dream Crazier

En cuanto a los mercados laborales, el informe asegura que para combatir la segregación laboral por ocupaciones es imprescindible eliminar los obstáculos culturales, institucionales, legales y productivos que repercuten en una baja participación económica de las mujeres.

De acuerdo al Banco, el salario medio de una mujer latinoamericana es en promedio un 11% menor que el de un hombre y se incrementa hasta un 22% si se comparan a trabajadores con características laborales similares.

De cada 10 trabajadores de entre 25 y 54 años de edad en América Latina, solo 4 son mujeres. Cuando están ocupadas, trabajan un promedio de 40 horas a la semana, ocho menos que los hombres, indica.

“América Latina necesita cerrar las brechas de género para lograr una igualdad sustantiva, pero también para impulsar el desarrollo económico y la productividad. Los hallazgos de este estudio evidencian la necesidad de generar amplios consensos para implementar políticas públicas que deriven en mayores niveles de autonomía económica, física y política de las mujeres latinoamericanas”, dice Julián Suárez, Vicepresidente de Desarrollo Social de CAF.

Para mejorar este escenario, el informe realiza un diagnóstico de situación detallado en estas tres esferas y analiza posibles iniciativas que contribuyan a mejorar la situación de la mujer, con especial foco en el mundo laboral, lo que favorecería una mejor asignación de recursos humanos y potenciaría el crecimiento de la productividad en la región.

El estudio también hace un llamado a la implementación de políticas educativas orientadas a mujeres adultas o residentes en zonas rurales, y a la puesta en marcha de reformas integrales que aseguren un  sistema educativo libre de sesgos de género.

 

Siguientes artículos

Farmacias, un negocio con alto crecimiento en Costa Rica
Por

El negocio de farmacias en Costa Rica espera tiempos de mayor dinamismo, a pesar de una fuerte competencia y de la posib...