Tras haber concluido una nueva ronda de financiación exitosa con el respaldo de la aceleradora Y Combinator de Silicon Valley, la proptech chilena Houm, presente en el país andino y Colombia, enfila sus cañones hacia México con una nueva propuesta: arrendar “fácil, rápido y seguro”, sin aval requerido para los inquilinos y pago garantizado al propietario todos los días 5 de cada mes, aunque el arrendatario no pague.

La proptech, fundada a finales de 2018, ya ha recaudado más de 2.2 millones de dólares en varias rondas de capital semilla y siguen levantando capital para su crecimiento.

El más reciente apoyo a la idea provino de Y Combinator, una aceleradora de startups con sede en Silicon Valley que ha provisto financiación a algunas de las empresas digitales más famosas y valiosas del mundo -AirBNB, Dropbox, DoorDash, Reddit o Rappi- y que en total están valoradas actualmente en más de 300,000 millones de dólares.

Houm (se pronuncia “joum”, como hogar en inglés) surgió a finales de 2018 confundada por Nicolás Knockaert y Benjamín Labra, quienes se conocieron estudiando especialidades en bienes raíces en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Labra, el CEO de la empresa, tiene sangre inmobiliaria. Su abuelo, Patricio Labra, fue el fundador del Grupo Hispano Chilena, desarrolladores, entre otros, de la Ciudad Empresarial en Huechuraba, y él ha estado involucrado desde temprano en el negocio.

De ese conocimiento profundo del mercado, dice Labra, “conocía también donde estaban los dolores” del sector.

“Es una de las industrias más grandes del mundo, después es una industria que está muy fragmentada, muy atomizada, con muy bajas barreras de acceso porque no te exigen agentes inmobiliarios certificados como en Estados Unidos. Entonces cualquiera puede ser un agente”, explica el CEO en entrevista con Forbes México.

Además, como propietario, dice que vivió personalmente las complicaciones que implican el arrendamiento de una propiedad, “un proceso muy lento, muy tedioso, con mucho papeleo” y falta de confianza entre arrendatarios, arrendadores y agentes de bienes raíces.

“Nadie sabe realmente cuánto cuesta una propiedad, en cuánto se arrendó, cuánto tiempo te vas a tardar en arrendarla, entonces hay mucha asimetría, y después ellos, esta industria tiene una reputación horrible”, explica.

Entonces, con su socio, se dio cuenta de que la clave para simplificar el proceso de arrendamientos radicaba en la tecnología porque “la última tecnología que recibió esta industria fueron los marketplaces de los años noventa”, dice.

“Aquí hay una tremenda oportunidad de disrupt the industry, hacer algo realmente fenomenal para romper, crear una industria, mejorar los procesos, meterle tecnología y acelerar un proceso que hoy día es muy lento, muy largo y muy burocrático y a veces inseguro también, en algo fácil, rápido y seguro”, explica.

Como describe su socio, Knockaert, en un blog sobre su experiencia mostrándole el proyecto a Y Combinator, “Houm es el Uber de los Bienes Raíces”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Como Uber, la empresa cuenta con un grupo de “houmers” independientes que son quienes se reúnen con los propietarios, muestran las propiedades, toman fotos y videos profesionales del inmueble y acompañan a las partes durante el proceso de arrendamiento. Como Uber también, los arrendatarios escogen fecha y hora para ver los departamentos.

A diferencia de Airbnb, los alquileres que ofrece Houm son a largo plazo -mínimo 12 meses-, el propietario tiene su pago garantizado todos los meses y al arrendatario no se le pide aval.

“En Chile, en Colombia o peor aún, en México, para poder arrendar un inmueble te piden que tengas una propiedad libre de hipoteca que tengas para dejar como garantía, lo que significa que no existe alternativa de que puedas arrendar de manera fácil, por lo que tienes que irte a un mercado secundario, un mercado negro, pagar más caro, dejar garantía de seis meses, 12 meses, entonces, que significa todo eso? que es muy complejo arrendar”.

Los arrendatarios, por su parte, deben demostrar ingresos mensuales netos de dos a tres veces el valor del arriendo -dependiendo del país- y tener su documentación en regla.

Si por alguna razón el arrendatario no paga el alquiler, el propietario está cubierto por un seguro que le garantiza el pago hasta seis meses y la empresa garantiza cobertura legal si el incumplimiento se extiende. “La parte legal completa del juicio, tarde lo que tarde, cueste lo que cueste”, promete Labra.

El CEO asegura que comenzaron mostrando hace más de dos años unas cinco propiedades al día y ahora muestran una cada ocho minutos en promedio en los tres países en donde opera.

El premio mayor para la empresa, por supuesto, es México, adonde han enfocado sus esfuerzos y donde se han establecido para darle mejor seguimiento al funcionamiento.

“México sin duda es nuestro mercado con mejor potencial, el más grande y donde vemos que mejor está teniendo acogida nuestro servicio. Uno de los cofounders se fue a México, está como country manager, yo voy a estar pasando allá la mitad de mi tiempo, es donde tenemos los esfuerzos, la energía”, explica el ejecutivo.

Labra comenta que la pandemia del Covid-19 no hizo sino acelerar el crecimiento del negocio en los tres países porque “nos obligó a todos los clientes a pensar de manera digital, a buscar los inmuebles de manera digital”.

La otra cara de la moneda, sin embargo, fue que también hubo arrendatarios que cayeron en impagos por la crisis económica, a lo que tuvieron que reaccionar de manera “productiva” para evitar complicaciones mayores.

Según Labra, a los propietarios se les explicó que romper los contratos de arrendamiento no les convenía porque en las actuales condiciones se quedarían meses sin poder alquilar nuevamente, y los convencieron de que “lo mejor para ambas partes es negociar, llegar a un acuerdo bueno para los dos y seguir el contrato. Eso hicimos, de forma proactiva funcionó muy bien”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El CEO calcula que una quinta parte de la cartera de propiedades de Houm negoció disminución de rentas, en un 20% en promedio. “Era lo mejor para ambas partes y fue sano”, apuntó.

Labra no quiso decir a cuánto asciende la cartera de propiedades que maneja la empresa pero aseguró que esperan “ventas este año por alrededor de unos seis a siete millones de dólares”.

Houm actualmente cuenta con 120 empleados y 100 “houmers” en Chile; 60 empleados y entre 30 y 40 “houmers” en Colombia, y 20 empleados y 10 “houmers” en México.

 

Siguientes artículos

El ‘Tinder’ que Startupeable busca crear para unir empresas e inversionistas
Por

Enzo Cavalie, fundador de Startupeable, tiene como objetivo impulsar que cada vez más compañías de Latam reciban esas in...

También te puede interesar