Fernando Borjón, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), adelanta a Forbes México que las bases para licitar la cadena de televisión que dejó vacante Grupo Radio Centro serán publicadas durante el primer trimestre del próximo año.

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se prepara para emprender un nuevo reto en 2016. Durante el primer trimestre del próximo año, el regulador del sector publicará las bases de licitación de la cadena de televisión nacional que dejó vacante Grupo Radio Centro.

PUBLICIDAD

“Vamos a licitar esa capacidad de espectro, ya sea de manera regional o nacional; todavía estamos definiendo el mecanismo de licitación, pero será un espectro que se pondrá a disponibilidad del mercado… Mi expectativa (para la publicación de las bases de licitación) es que fuera para el primer trimestre del año”, dice en entrevista con Forbes México Fernando Borjón Figueroa, comisionado del IFT.

Este año, el organismo presidido por Gabriel Contreras licitó dos cadenas de televisión nacional, de las cuales una quedó en manos de Cadena Tres, empresa dirigida por Olegario Vázquez Aldir, y la segunda quedó vacante después de que Grupo Radio Centro, del empresario Francisco Aguirre,  no cumpliera con el pago de 3,058 millones de pesos (mdp) que había ofertado.

Aunque no existe un plazo legal establecido para licitar las 123 frecuencias, el IFT decidirá en 2016 el diseño de su licitación, que puede ser una cadena nacional de televisión digital o por bloques de frecuencias.

“Vemos que la televisión va a cambiar. Vamos a tener un nivel parejo para competir con el nuevo entrante (Cadena Tres). Podrá entrar más competencia con la otra licitación que se señale, y eso nos tiene que generar algo de lo que ya estamos viendo en comunicaciones: mejores contenidos o quizá mayor diversidad. Vamos hacia una era de televisión más rica en cuanto a ofertas”, dice Borjón Figueroa.

Sin embargo, antes de la nueva licitación de TV nacional hay tareas por concluir en los últimos minutos de 2015, ya que el IFT garantizará el próximo 31 de diciembre la conclusión de la Transición Digital Terrestre (TDT), conocida como apagón analógico.

Hoy, el Distrito Federal amaneció con nuevos canales digitales, después de que las televisoras concluyeran su transmisiones analógicas.

 

Un apagón acelerado

Después de aplazarlo en tres ocasiones, la reforma de telecomunicaciones promulgada en julio del año pasado estableció el fin de la señal analógica en 2015.

Éste ha sido “un proceso muy acelerado si yo lo comparara con otros en el mundo”, dice Fernando Borjón, uno de los principales desarrolladores de la política de la TDT, quien estuviera a cargo del primer apagón analógico efectuado en Tijuana, en los tiempos de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Para el comisionado, normalmente la TDT ha tardado cinco o seis años, como es el caso de Estados Unidos.

Hoy, a 14 días de concluir el año, la labor del IFT se centra en una campaña de información enfocada en las personas que no se beneficiaron de una pantalla digital o de un decodificador y que no cuentan con la capacidad técnica para recibir la señal digital.

El 11 de septiembre del año pasado, el IFT publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la política para la TDT, documento que estableció como requisito para el fin de las transmisiones garantizar un alcance mínimo de penetración de 90% en los hogares de menos recursos definidos por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) por cada área de cobertura.

Las personas deberán adquirir una pantalla, un decodificador digital o un servicio de televisión de paga para transitar a la nueva televisión en México.

“Eso es lo que ahorita hace el proceso un poco complejo, pero la verdad es que tener una fecha como la que tenemos para el 31 de diciembre de 2015, le da certeza, aunque sea aceleradamente, para que la población tome decisiones”, dice Borjón, uno de los seis comisionados del IFT.

La entrega de televisores fue uno de los temas más polémicos a lo largo del apagón analógico nacional, un asunto que para el comisionado fue complejo, pero que se cumplió como en la Unión Americana.

Hoy suman 9.6 millones de televisores digitales entregados, que se traducen en un gasto de 26,000 millones de pesos (mdp).

Los análisis que se han elaborado sobre la TDT explican que a pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno, 5% de la población se quedará sin señales de televisión.

Sin embargo, no todas las televisoras lograrán bajar su señal analógica.

Hace dos semanas, el Congreso de la Unión aprobó la iniciativa que amplía el cumplimiento del apagón analógico un año para los permisionarios o concesionarios de radiodifusión de uso público y social, lo cual busca que los medios públicos y televisoras de baja potencia que no estén preparados para bajar el switch de sus transmisiones analógicas al cierre de este año no sean sancionados con la revocación de su permiso o concesión.

El dictamen modifica el artículo Décimo Noveno Transitorio del Decreto por el que se expiden la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, y reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.

La minuta aprobada establece que los permisionarios o concesionarios de uso público y social, incluyendo los comunitarios e indígenas, que presten el servicio de radiodifusión que no estén en condiciones de iniciar transmisiones digitales al 31 de diciembre de 2015, deberán dar aviso al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que se les autorice la suspensión temporal de sus transmisiones, de acuerdo con lo previsto en el artículo 157 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

En este sentido, Fernando Borjón se muestra, en lo personal, positivo, pues considera que la decisión beneficiará las señales de 18 televisoras públicas que por falta de recursos no puedan cumplir con la disposición.

“Quisiera aclarar que la mayoría de los permisionarios y la mayoría de los gobiernos estatales sí pudieron lograr la transición, y sólo son 18 casos que presentan este problema (no cumplir con la TDT),  e independientemente de que pueda haber otros concesionarios que tuvieran el problema, tendremos un escenario sí de sanción, y creo que son pocos, aunque espero que no tengamos ninguna, pero puede ocurrir”, dice el integrante del IFT.

 

Salvavidas para la televisión

Los encargos del IFT en el tema de la TDT no concluyen este año. La Ley Federal de Telecomunicaciones, aprobada en 2013, establece mecanismos para apoyar a las pequeñas televisoras que no cuentan con los recursos para migrar a la nueva televisión.

El artículo decimonoveno transitorio prevé que el IFT establezca un plan de trabajo con los medios permisionarios para que no se vean afectados si no pueden transitar en los tiempos legales a la TDT.

Una vez que se publique en el Diario Oficial de la Federación el decreto al artículo decimonoveno transitorio, la autoridad podrá identificar cuáles son las estaciones de baja potencia que están en este caso y el año que entra definir el programa que se les aplicaría.

IFT analiza que este programa pueda salir a consulta pública. “Algo que todavía estamos discutiendo es si hacemos o no la consulta. Veremos qué es lo que conviene más y coordinarnos con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)”, dice Borjón.

El proyecto podría presentarse en el primer trimestre de 2016, pero todavía no está definido.

El próximo año, México va obtener el primer dividendo digital con la banda de 700 MHz, ya que estará completamente limpia y se comienza a materializar la primera parte de la red compartida. “A futuro estamos viendo la posibilidad de obtener un segundo dividendo digital en la banda de 600 MHz. Es algo que vemos muy interesante, un proyecto que se trabaja con Estados Unidos y Canadá para generar más espectro para banda ancha.”

Fernando Borjón no tiene duda de que el próximo año será de consolidación para el IFT, y sabe que los logros, como el apagón analógico, son decisivos para alcanzar la meta. “México será líder en este proceso de TDT, ya que mayormente se ha dado en países desarrollados. Somos el primer país de nuestra clase que está logrando este reto tan importante, el cual ofrece mejor calidad de video, mayor oferta y más competencia, mejores servicios de banda ancha… México está materializando los beneficios de la reforma de telecomunicaciones.”

 

Siguientes artículos

Nueva película de Star Wars recauda 14.1 mdd en lanzamiento
Por

Expertos proyectan que la nueva entrega recaude entre 180 y 223 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá, entre el...