Ante el caos que se vive en la ciudad de Uruapan, Michoacán, la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM), demandó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto que restablezca el orden en el estado ya que la industria del aguacate está en grave riesgo.

Interrupciones en las cosechas, el paro al tránsito de los camiones de transporte, impedimento a las huertas de cosecha y la constante amenaza a los productores por parte de grupos ajenos al sector, (que desde el 28 de septiembre tomaron las instalaciones de la APEAM), han sido algunos de los problemas que los representantes de este sector demandaron al ejecutivo, así como a Silvano Aureoles, gobernador del estado de Michoacán.

“Estos actos arbitrarios han afectado a la industria del aguacate, pilar económico del Estado, durante más de dos semanas; el flujo normal de nuestras exportaciones a Estados Unidos se ha interrumpido, desabasteciendo a los mercados; miles de agricultores se han visto impedidos de cosechar y vender su producción; docenas de empacadoras están paralizadas; y miles de trabajadores están sin laborar”, detalla la APEAM en un documento.

Lee también Texanos pagan hasta 124 pesos por un kilo de aguacate michoacano

Este año, el llamado oro verde ha sido un tema que se ha envuelto en polémicas por su alto consumo en Estados Unidos y por la elevación que ha tenido en su precio en aquel país y en México. Tan sólo hace tres meses, InfoHass reportaba un costo de 124 pesos por kilogramo.

“La interrupción arbitraria de las operaciones de nuestra industria ha causado un retraso en la cosecha de al menos 25,000 toneladas, lo que podría tener consecuencias adversas para los productores, ya que, al reiniciarse el corte de fruta, hay el riesgo de provocar un aumento desproporcionado en los volúmenes cosechados y, por lo tanto, un descenso de los precios mayor al habitual en esta época del año”, demanda la APEAM.

Según InfoHass, 8 de cada 10 aguacates comidos por los estadounidenses proceden de Michoacán, una entidad azotada por los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana que buscan controlar todos los negocios.

Otro de los temas que tiene preocupados a las comunidades que cosechan y trabajan el sector es el laboral. Este mismo paro en las cosechas ha dejado sin trabajo a más de 10,000 jornaleros cosechadores, a más de 700 choferes transportistas de fruta, a cientos de trabajadores de las empacadoras y a miles de servidores indirectos que dependen de esta importante industria.

Este día la PGR confirmó que los órganos encargados de la seguridad del estado, desplegaron un operativo en dicha entidad para desbloquear vialidades cerradas por grupos civiles quienes exigían la liberación de dos personas detenidas en posesión de armas de fuego.

“La estabilidad de nuestra industria, nuestras comunidades y familias está en riesgo”, señalan los miembros de la APEAM.

 

 

Siguientes artículos

Panamá tendrá su “Black Friday” el próximo 25 de noviembre
Por

Si tienes tus tarjetas de crédito al corriente o tienes ahorros y estás pensando en comprar ropa, un electrodoméstico o...