Los ingenieros petroleros conquistan el mundo. Ese “éxodo negro” expulsado por el ex presidente de Venezuela Hugo Chávez puso a bailar salsa a los petroleros canadienses, a fundar petroleras en Colombia y busca ser el principal outsourcing de Pemex, la estatal mexicana que tendrá una crisis de talento para sacar los barriles de crudo del Golfo de México. Y seguramente verá la mano de obra venezolana como la primera opción.

“De la nómina de Petróleos de Venezuela (PDVSA) fueron 18,000 colegas despedidos por Hugo Chávez; unos 12,000 ingenieros petroleros se fueron del país y los otros 6,000 se quedaron”, revela Enzo Betancourt, presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela.

Una decisión errada y una administración desastrosa también dirigida por Hugo Chávez y Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela, provocaron una ‘contracción de la explotación petrolera’, dice a Forbes México. Esa caída en la producción de petróleo se ha dado en los últimos 4 años y nadie la detiene.

“Había una producción petrolera de más de 3 millones de barriles diarios, pero PDVSA se ha convertido en otra cosa a como era hace 20 años, cuando se le consideraba la empresa petrolera más exitosa del mundo”, recuerda.

PUBLICIDAD

En 2015, la petrolera venezolana produjo 2 millones 655 mil barriles de crudo al día, de acuerdo con datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Al caerse la producción de crudo, las empresas que le hacen trabajo a PDVSA van disminuyendo su nómina, explica el ingeniero.

La nacionalización del petróleo en Venezuela fue en 1974, pero antes de eso muchos ingenieros trabajaban en las multinacionales Exxon, Chevron, BP, Shell, cuenta el también secretario político nacional de Acción Democrática o Partido Blanco.

Después de la nacionalización, muchos ingenieros se fueron a las empresas nacionales como PDVSA, que tiene varias filiales en Venezuela y el mundo, menciona. Pero esa “formación de la industria petrolera de 50 a 60 años de un plumazo se eliminó”, matiza.

 

Conquistan el mundo

“Hay muchos ingenieros petroleros venezolanos en México, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Arabia Saudita, Kuwait, España, Inglaterra y África”, describe el representante de los 200,000 ingenieros y arquitectos venezolanos.

Los especialistas que pusieron en la antesala del éxito petrolero a PDVSA ganaron reconocimiento mundial y son contratados con altos salarios por las petroleras de esas naciones, porque cuentan con una alta calidad profesional y conocen el mundo petrolero, expone.

Actualmente, las compañías transnacionales son las que están contratando a expertos en la extracción y producción de gas y petróleo en el país, recuerda Enzo Betancourt.

Según cifras del Colegio de Ingenieros, se tiene un padrón de entre 40,000 y 50,000 especialistas en la extracción de petróleo y gas. Estos números incluyen a los ingenieros que viven en el exilio por no ser contratados por otra compañía diferente a PDVSA en 2002.

La platilla de ingenieros petroleros al servicio de la empresa administrada por Nicolás Maduro son más de 15,000 personas en activo, que se encargan de sostener la producción de petróleo en Venezuela.

El representante de los ingenieros agrega que la política del despido ha continuado a lo largo de los años; ya les cerraron una puerta a los ingenieros petroleros dentro del sector oficial y en las empresas privadas.

Entre los despedidos por Hugo Chávez en 2002 y la planta laboral de PDVSA y las empresas privadas, que se dedican a la extracción de hidrocarburos, suman 33,000 petroleros con un empleo. El resto está disperso y vive haciendo otra cosa.

“Se ha quedado un contingente mayor (unos 18,000), y ese contingente no está trabajando en el área para la cual está formado, pero se dedica a realizar trabajos en agricultura, restaurantes, ingeniería civil y banca”, comenta. “Eso es lo que generó una decisión política del presidente Chávez; una decisión contraria a los intereses del país.”

Muchos de esos venezolanos que están haciendo las tareas de meseros, de agricultores, bien podrían sumarse a la ola petrolera mexicana. La reforma energética en México detonará la creación de 212,000 empleos directos e indirectos en el largo plazo, según el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

México podría no estar listo para cubrir las nuevas plazas petroleras, ya que la falta de personal más capacitado puede derivar en un déficit de talento a partir de 2025, advierte John Koob, líder global de Energía de Mercer. Esa mano calificada la tiene Venezuela.

“No hay mal que por bien no venga”, justifica Enzo Betancourt la decisión de echar a la calle a ese personal, tomada en 2002 por el ex presidente Hugo Chávez.

Muchos viven en el extranjero extrañando la salsa, el ron, las arepas y toda la vida del Caribe venezolano, pero a la vez están ganando mucho dinero que les permitiría ser millonarios por un día.

“Afuera de Venezuela están ganando sueldos de 15,000, 20,000, 30,000 y hasta 35,000 dólares al mes, pero sí tienen esas sensaciones de querer volver a su tierra”, expresa. Actualmente, un ingeniero en Venezuela gana 3,000 dólares al mes.

“Ese sueldo recibido en Venezuela es nada”, refiere. Aunque se convierte en un mucho dinero cuando cambias los dólares por bolívares, expone.

La depreciación del bolívar sólo es cargar papel dinero sin un valor sustancial para hacer compras ni aumenta el poder adquisitivo. Venezuela tiene un tipo de cambio de 450 bolívares por dólar y tiene cambio de divisas paralelo o mercado negro, donde por cada dólar te dan hasta 1,000 bolívares.

“Si ganas 30,000 dólares estaríamos hablando que en el país ganan más de 30 millones de bolívares. Aquí en Venezuela nadie gana 30 millones de bolívares”, concluye Enzo Betancourt.

 

Siguientes artículos

OCDE recorta a 2.6% previsión de crecimiento para México en 2016
Por

La OCDE también estimó que para 2017 la economía mexicana tendrá un crecimiento económico de entre 3.3 y 3.0%, de acuerd...