Los debates entre los aspirantes a la Presidencia de la República se realizarían en abril, mayo y junio, siendo las sedes la Ciudad de México, Tijuana y Mérida, respectivamente, de acuerdo con el proyecto que alista la Comisión de Debates del Instituto Nacional Electoral (INE) y que será sometido a votación del Consejo General en los próximos días.

De acuerdo con información del noticiero de Paola Rojas en Televisa, la autoridad electoral plantea modernizar el formato de los debates con la participación de al menos dos moderadores en cada uno, los cuales interactuarán con los candidatos, y promoviendo que los aspirantes interactuen entre ellos también.

El primer debate se realizaría el 22 de abril en la Ciudad de México, para ser preciso en el Palacio de Minería de la Facultad de Ingeniería de la UNAM. En éste los temas a tratar serían: Gobierno, política y derechos humanos; sistema constitucional y democracia; seguridad pública y violencia; y combate a la corrupción y transparencia.

Lee también: Las intercampañas y la comunicación digital

PUBLICIDAD

Para el segundo encuentro, los aspirantes se verían en Tijuana, Baja California, el de 20 de mayo. La sede sería el Campus de la Universidad Autónoma de Baja California, donde abordaría la política exterior, comercio y migración; el papel de México en el mundo; el comercio internacional, inversión e innovación; así como la migración en las fronteras norte y sur.

El tercer debate tendría como escenario el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán. La fecha propuesta es el 12 de junio, y los temas a debatir serían la pobreza, desigualdad y economía; la educación, salud y acceso a otros servicios básicos; asi como la política económica y empleo.

En el acuerdo de la Comisión de Debates aún no se establece la duración de los mismos, pero considera que debe ser entre 90 y 120 minutos; además plantea que la transmisión del segundo y tercer debates sea obligatoria para los concesionarios públicos y privados, por su cercanía a la fecha de la jornada electoral.

En el caso de los concesionarios que voluntariamente transmitan el primer debate presidencial, estarían exentos de la transmisión de la pauta establecida por el INE, durante el tiempo que dure.

Los formatos, que serán definidos posteriormente, contemplan la obligatoriedad de incluir interacción con la ciudadanía, a través de la inclusión de encuesta o sondeo de opinión en el caso del primer debate; con un público participativo, para el segundo; y la participación mediante redes sociales en el último debate antes de la jornada electoral.

Te recomendamos:

Confúndelos, la meta de las Fake News en tiempo de elecciones

 

Siguientes artículos

Senado otorga licencia a Gil Zuarth para separarse de su cargo
Por

El pleno concedió licencia por tiempo indefinido al senador para separarse de su cargo a partir del 15 de febrero, quien...