Los precios al consumidor en los 18 países que usan el euro aumentaron en sólo un 0.3% año en agosto respecto al mismo mes del año anterior, en su menor incremento desde octubre del 2009.

 

Reuters

BRUSELAS – La inflación de la zona euro se ralentizó en agosto a un nuevo mínimo de cinco años, mostraron datos el viernes, algo que seguramente preocuparía al Banco Central Europeo pero no lo llevaría a una intervención inmediata la próxima semana.

PUBLICIDAD

Los precios al consumidor en los 18 países que usan el euro aumentaron en sólo un 0.3% año en agosto respecto al mismo mes del año anterior, en su menor incremento desde octubre del 2009, mostraron datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

El BCE apunta a una tasa de inflación por debajo pero cerca de un 2% en el mediano plazo, un nivel visto por última vez en el primer trimestre del 2013. También considera una “zona de peligro” cualquier nivel por debajo de un 1%.

Una inflación cada vez más cercana a cero, el estancamiento económico, la tasa de desempleo de dos dígitos y las crecientes señales de fatiga en las reformas entre los Gobiernos de la zona euro plantean un duro desafío para el BCE que dice no puede resolver solo.

En un discurso en la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole la semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que sería “útil para el enfoque general de la política” si la política fiscal pudiera tener un papel mayor de la mano de la política monetaria del BCE.

La desaceleración de la inflación en agosto fue liderada por un descenso del 2.0% en los precios altamente volátiles de la energía y un declive de un 0.3% en los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco por segundo mes consecutivo.

La inflación subyacente, que no incluye componentes volátiles, subió a un 0.9% desde un 0.8%.

En un comunicado de datos separado, Eurostat dijo que el desempleo en la zona euro se mantuvo estable en julio, como se esperaba, en un 11.5% por segundo mes consecutivo, lo que deja a 18.4 millones de personas sin empleo en el bloque.

La atención se centra ahora en la reunión de política monetaria del BCE el próximo jueves donde se espera que la lectura de inflación encienda el debate en el Consejo de Gobierno. Analistas esperan una discusión más seria sobre posible compras de activos a gran escala.

FDuentes dijeron a Reuters el miércoles que una nueva acción el jueves era improbable pero no imposible.

 

Siguientes artículos

Brasil cae en recesión en la primera mitad del año
Por

La mayor economía de Latinoamérica ha tenido un lento crecimiento por más de tres años bajo las políticas de izquierda d...