La oficina de estadísticas Eurostat dijo que el índice de precios al consumidor subió un 0.8%, en tanto que el número de personas desempleadas creció a 19,175.000 desde 19,158.

 

Reuters

BRUSELAS  – La inflación en la zona euro se estabilizó en febrero y se situó en lo que el Banco Central Europeo llama la “zona de peligro”, mostraron datos divulgados, mientras que el desempleo se mantuvo cerca de máximos históricos antes de la reunión de política monetaria del BCE la próxima semana.

PUBLICIDAD

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, estimó que los precios al consumidor en los 18 países que comparten el euro subieron un 0.8% interanual en febrero.

Esa fue la misma tasa que en enero y diciembre, luego de lecturas de un 0.9% en noviembre y de un 0.7% en octubre.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que la inflación se desacelerara al 0.7%.

Los temores de que el bloque pueda estar en riesgo de deflación mientras lucha por recuperarse de su crisis de deuda han aumentado las expectativas de que el BCE usará las tasas de interés u otros instrumentos de política monetaria para darle más apoyo a la economía.

“Las cifras de inflación más altas de lo esperado reducen las posibilidades de un recorte de las tasas por parte del BCE en la reunión de la próxima semana. Mantenemos la opinión de que (…) el banco central mantendrá las tasas” estables, dijo Nick Kounis, jefe de investigación macro de ABN AMRO.

El presidente del BCE, Mario Draghi, había advertido del riesgo de que la inflación se mantenga estancada en la zona de peligro por debajo de un 1%, pero el jueves dijo nuevamente que está claro que no hay deflación.

“Si bien el BCE no ve la deflación como una seria amenaza en la zona euro, está preocupado porque la inflación se ha mantenido por debajo del 1% durante un período prolongado, desestabilizando de ese modo las expectativas de inflación”, dijo el economista de IHS Global Insight Howard Archer.

La tasa de inflación de febrero se mantuvo estable debido a que menores costos de la energía fueron compensados por bienes industriales y servicios más costosos.

Pero la llamada inflación subyacente -que excluye los componentes más volátiles, como los precios de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco- siguió subiendo hasta un 1.0% interanual, que se compara a un 0.8% en enero y a un 0.7% en diciembre.

Las presiones sobre los precios en la economía de la zona euro son bajos debido a que el desempleo permanece estancado cerca de máximos históricos.

Eurostat dijo que un 12% de la fuerza laboral del bloque estaba sin empleo en enero, sin cambios respecto a un mes antes.

En términos absolutos, el número de personas sin trabajo subió a 19,175.000 desde 19,158.000 en diciembre, agregó.

 

 

Siguientes artículos

Operadora de Bitcoin Mt. Gox se declara en bancarrota
Por

Mt. Gox dijo que un error en el sistema pudo haber generado la pérdida total de las monedas virtuales, dando como result...