El comité de política monetaria del Banco de Inglaterra dijo que mantendrá la tasa bancaria en 0.5%, mientras que las reservas de bonos del Gobierno en 375,000 millones de libras esterlinas.

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

El Banco de Inglaterra mantuvo el jueves las tasas de interés sin cambios en el mínimo histórico del 0.5%, por lo que los inversores tendrán que esperar una semana más para tener una idea de cuándo podrían comenzar a subir los costos del crédito.

Los mercados financieros apuestan a que la primera subida de tasas se produzca sólo a mediados de 2016, más de siete años después de que la tasa bancaria fue reducida a 0.5% en plena crisis financiera.

Algunos economistas creen que esa previsión podría ser demasiado lejana.

El desplome de la tasa de inflación británica y la posibilidad de que pronto se torne negativa llevó a que dos consejeros disidentes del Banco de Inglaterra dejaran de hacer un llamado a un alza inmediata de tasas el mes pasado.

Los rendimientos de la deuda gubernamental a 10 años -la referencial para los préstamos- tocaron un mínimo histórico la semana pasada.

El comité de política monetaria del Banco de Inglaterra dijo en un breve comunicado tras una reunión de dos días que mantendría la tasa bancaria en 0.5% y las reservas de bonos del Gobierno que compró como estímulo adicional tras la crisis en 375,000 millones de libras esterlinas.

El Banco de Inglaterra no hizo más comentarios. Los mercados están atentos a un informe trimestral de inflación que será publicado el jueves de la próxima semana para tener una idea de cuán cómodos están los consejeros en mantener el estímulo de tasas ultrabajas.

El debate en el Banco de Inglaterra contrasta con el de muchos otros bancos centrales de todo el mundo que han reducido tasas o adoptado otras medidas de estímulo en las últimas semanas para contrarrestar temores sobre la desaceleración del crecimiento y la deflación.

“La cantidad de estímulo ahora (…) significa que los consejeros no pueden decir que no tienen planes para volver a subir las tasas alguna vez”, comentó el economista del banco Berenberg Rob Wood.

“En nuestra opinión, el mercado ha ido demasiado lejos en aplazar su estimación sobre el momento en que ocurrirán las alzas de tasas”, agregó.

En noviembre, el Banco de Inglaterra pronosticó que la inflación promediaría 1% en los primeros tres meses de 2015 y que se aceleraría a 1.4% en el cuatro trimestre de 2015 y 1.8% a fines de 2016.

Desde que se emitieron esas estimaciones, los precios del petróleo han caído más y el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha dicho que la inflación podría pasar a negativo en los meses venideros.

 

Siguientes artículos

Pedidos industriales de Alemania, en máximos de 6 años
Por

Las solicitudes subieron 4.2%, nivel más alto desde abril de 2008, impulsadas por las sólidas alzas de la demanda intern...