El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, declaró este lunes que su nación no estaría dispuesta a detener las hostilidades con Hamás en la Franja de Gaza y continuará persiguiendo sus objetivos de debilitar al grupo.

Netanyahu dijo que en todas las guerras hay víctimas civiles involuntarias y que el asalto de Israel a Gaza, controlada por Hamás, era una batalla entre “la civilización y la barbarie”. También pidió a los aliados del Estado judío que lo respalden.

El ministro de Defensa de Netanyahu, Yoav Gallant, y su ministro de Asuntos Estratégicos, Ron Dermer, también se dirigieron a los periodistas en una rueda de prensa llevada a cabo en Tel Aviv.

Lee también: Israel confirma la muerte de joven alemana asesinada y secuestrada por Hamás

Dermer dijo que la coordinación de Israel con Estados Unidos en su lucha contra Hamás no tenía “precedentes en la historia” y que su relación con Rusia era complicada.

Gallant afirmó que en la Cisjordania ocupada, sólo el Ejército y la policía israelíes están autorizados a usar la fuerza.

Con información de Reuters

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Trump-Biden
Comienza juicio que busca inhabilitar a Trump como candidato en Colorado
Por

Trump enfrenta demandas similares presentadas por grupos de activistas en Michigan y Minnesota, pero el caso de Colorado...