En un movimiento que tomó por sorpresa a más de uno, el Banco de México decidió recortar la tasa de interés de referencia de 3.5% a 3%, un nivel nunca antes visto.

 

 

¿Qué significa esto?

PUBLICIDAD

Primero hay que decir que las tasas de interés no son otra cosa que el precio del dinero. Es decir, las personas, empresas o gobierno que  necesitan dinero para adquirir bienes o financiar operaciones solicitan un préstamo (crédito), pagan un interés; ahí es donde se refleja el movimiento en la tasa.

El dinero, como cualquier mercancía, está sujeto a la ley de la oferta y la demanda, de tal manera que entre más difícil sea conseguir dinero la tasa de interés será más alta y viceversa.

Así, las tasas de interés tienen un efecto directo en el sector financiero al encarecer o abaratar los créditos, que a su vez afectan el comportamiento del consumo y la demanda, así como al ahorro y la inversión.

De esta manera, una baja en la tasa de interés no es más que ofrecer el dinero a un menor precio, lo que se vuelve atractivo para realizar nuevas inversiones, que se traducirán en una mayor producción y más empleos.

Es ésta la lógica con la que actuó el Banco de México. Así, en teoría, se debe apuntalar la actividad.

 

Lo que dicta la experiencia

En teoría es así como debe de funcionar la baja en las tasas; sin embargo, esto no es ley.  En 2009, con un ajuste de 3 puntos porcentuales sobre la tasa de referencia, las tasas de interés de las tarjetas de crédito sólo bajaron en 0.09%.

El poco impacto que se tiene se debe a la falta de competitividad y un sector financiero que se encuentra muy concentrado. El sistema se encuentra acaparado prácticamente por cinco bancos que concentran más de 78% del mercado.

Otro punto en contra que limita el impacto sobre las tasas activas (créditos) es que el estancamiento de la actividad económica eleva el riesgo de incumplimiento. Y el impacto, como todo en la economía, no es inmediato.

En un informe, Banco Ve por Más detalla que “espera que en los siguientes trimestres la actividad económica aún sea moderada y que un recorte en la tasa de fondeo tenga un impacto positivo en la economía en el mediano plazo”.

Para el analista Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, los recortes de tasa efectuados por Banxico desde marzo de 2013 no han logrado revivir la economía, que el año pasado creció un magro 1.1%.

“Usar el instrumento monetario para intentar producir crecimiento económico da la impresión de que la política monetaria implícitamente actúa con un mandato doble”, dice Coutiño en un reporte a clientes.


Entre líneas: la economía mexicana está más que mal

Sin embargo, hay una mala noticia: esta baja resalta la debilidad económica que la Secretaría de Hacienda ha negado una y otra vez.

De hecho, el Banco de México señala en el comunicado que las exportaciones han sido incapaces de compensar el mal desempeño del consumo y la inversión; asimismo pone hincapié en el IGAE  de marzo, que corregido por factores estacionales resultó negativo en su variación mensual.

“En particular, el débil desempeño de los componentes del gasto interno, como el consumo y la inversión privada, no ha sido compensado por la mejoría que las exportaciones comenzaron a mostrar a finales del primer trimestre y principios del segundo. De particular preocupación fue la cifra del IGAE de marzo, que corregida por factores estacionales presentó una variación mensual negativa.”

Es en este contexto que la autoridad monetaria admitió  que para 2014 el crecimiento económico será menor al esperado, que modificó hace apenas un par de semanas.

“El débil desempeño de la economía en el primer trimestre sugiere una recuperación más moderada que la que se había previsto para el segundo trimestre. De ahí que se anticipe, como se señaló, que en el horizonte en el que opera la política monetaria prevalecerá un mayor grado de holgura en la economía al previsto en meses pasados”, afirma el banco central.

 

Siguientes artículos

La startup que vale más que Sony, Fiat y Best Buy
Por

Uber, la app que conecta a transportes y pasajeros, quintuplicó su valor el último año; ahora supera a firmas como Hertz...