Para diversificar la oferta exportable, China destaca entre los países con mayores oportunidades para México.

 

 

 

PUBLICIDAD

Frente al crecimiento económico de China, México enfrenta una oportunidad histórica para la exportación de productos, comenta Manuel Sandoval, director ejecutivo de Proyectos de Exportación de ProMéxico.

Datos de la Secretaría de Economía (SE) apuntan que el 80% de las exportaciones mexicanas a China son bienes intermedios como cobre y minerales; el 15% pertenece a bienes de uso final y el 5% a bienes de capital como maquinarias.

Para cambiar este panorama, se debe agregar mayor valor a las exportaciones. Por increíble que parezca artículos como zapatos, ropa, joyería y accesorios mexicanos tienen oportunidades si se dirigen a las clases media y alta, un mercado que aprecia el diseño y talento mexicanos, además de buscar marcas de lujo como Louis Vuitton, destaca Sandoval.

“De pronto es tan fuerte el brillo de Estados Unidos para México que  nos deslumbra y no volteamos a ver otras opciones”, señala.

Otro sector con oportunidades es el de alimentos y bebidas, el cual tomó un nuevo giro tras los encuentros del año pasado entre los presidentes de México y China. Por ejemplo: carne de cerdo, tequila, productos del mar, harina de pescado y legumbres.

Las ventajas aumentan también para el sector servicios, en específico los dedicados al comercio exterior como servicios logísticos, verificación de empresas o revisión de productos en puertos de salida.

Refiere que las empresas mexicanas con la intención de llevar sus productos a México pueden requerir apoyo en ProMéxico, además de que no hay que desaprovechar el regreso en vacío de miles de contenedores al país asiático, pues los precios de transportación de México a China son altamente competitivos. 

 

Siguientes artículos

Wall Street sube en apertura pese a dato de empleo
Por

Luego de que el Departamento de Trabajo informara que los empleadores crearon menos puestos de trabajo que lo esperado,...