Tuve la oportunidad de pasar unos días en la Costa Maya, específicamente en Mahahual, las fotos que me enviaron una semana antes del lugar que visitaría mostraban playas limpias, hermosas; cuando llegué ya había iniciado el arribo del sargazo el cual fue in crescendo, al punto que días después era imposible siquiera caminar por la playa, mucho menos poder entrar al mar.

En los primeros días pude pasear por la playa y el fenómeno del sargazo era controlado. Me di cuenta de que, más allá de la aparición de esta plaga natural, todas las playas de la Rivera y la Costa Maya están llenas de basura. Kilómetros y kilómetros de playas, hasta en las zonas más alejadas de los centros turísticos como Cancún, Tulum, Mahahual, encontré que toda la costa está llena de basura. El 90% de esta basura son desechos de plásticos de todo tipo, el resto troncos. En mis caminatas matutinas por la playa encontré basura plástica de diferentes países, obviamente de México, pero también de Estados Unidos, Haití, Guatemala, El Salvador, Brasil, todo esto traído y llevado por las diferentes corrientes marítimas.

Desafortunadamente, los lugareños ya se han acostumbrado al problema de la basura y les preocupa más el tema del sargazo, el cual disminuye el comercio local y, por consecuencia, afecta sus negocios. Ambos problemas están asociados, ya que el sargazo contiene grandes toneladas de basura. En uno de mis paseos por la playa encontré apilada la famosa barrera contenedora del sargazo, a pregunta expresa de por qué no estaba puesta en el mar, recibí dos respuestas: la primera fue porque nunca sirvió, es decir, se vio rebasada por la gran cantidad de sargazo; la segunda fue un silencio, ya que nadie sabe por qué estaba ahí.

El problema del sargazo no se resuelve y creo que hasta que no se encuentre una solución que al mismo tiempo se convierta en negocio, a nadie le va a interesar resolverlo o lidiar con él. El costo del manejo es muy alto y seguramente no se volverá a hablar de él sino hasta que se presente de nuevo en los próximos días; para los lugareños el tema es una “plaga de proporciones bíblicas”.

Según el último reporte del Laboratorio Oceanográfico de la Universidad de Florida, sobre la medición de la mancha de sargazo en el Caribe (ubicada frente a las costas de Venezuela), dice que en el pasado diciembre de 2018 la mancha de sargazo cubre un área de 178 km², lo que representa un récord histórico contra los 59 km² que existían entre 2011 y 2017. Uno de los problemas de esta plaga es, que, según expertos, el sargazo duplica su biomasa cada 16 días, por lo que el turismo en la zona se va a ver severamente afectado conforme pasen los días.

Por lo que corresponde a la basura, sobre todo la plástica, desafortunadamente no merece la atención de nadie en nuestro país. Algunas ciudades empiezan a tratar de eliminar el uso de bolsas, pero existe una industria que hay que defender para no afectar empleos, mientras tanto seguiremos acabando con el planeta y nuestras costas llenándose de basura.

El experimento de una embarcación gigantesca en las costas de California, enviada para tratar de contener la isla de basura que se encuentra entre Hawái y California, no ha funcionado. Por otra parte, en la Unión Europea ya se hacen esfuerzos para que se prohíba el uso de plásticos a partir del 2021, mientras que en México ni una palabra sobre el tema.

En la próxima reunión del Foro Económico Mundial, a realizarse en la ciudad de Davos, Suiza, como parte de la discusión de los problemas mundiales dentro del eje de Océanos, se presentará una iniciativa denominada Amigos del Océano en Acción, la cual pretende aplicar el uso de la tecnología para poder medir la contaminación plástica, la acidificación y el calentamiento de los mares y costas. Esta iniciativa busca generar, a través de estas mediciones, una enorme cantidad de datos para la toma de decisiones de las autoridades marinas de los países.

Esperemos el resultado de la reunión y también que alguna autoridad o representante del nuevo gobierno de México proponga una iniciativa para apoyar el grave problema que ya tenemos en las playas mexicanas.

A todos mis lectores, les deseo que el 2019 les traiga salud, trabajo y felicidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cómo protegen tus datos personales en la red?
Por

El reto está en ofrecer una certeza al usuario la confianza de que su identidad estará protegida; legislaciones como el...