Por Nuria Marín Raventós*

Cada año, disminuyen 4% las ventas en las tiendas y almacenes tradicionales y aumentan 8% las ventas en línea o internet; 40% de estas transacciones se hacen desde un dispositivo electrónico móvil.

Tan solo en la primera mitad de 2017, más de 300 vendedores detallistas se declararon en bancarrota en Estados Unidos. Nombres tan conocidos como las tiendas de juguetes Toys R Us o la icónica FAO Schwarz, alguna vez visita obligada en la isla de Manhattan, han cerrado sus puertas.

Radio Shack, Payless Shoes, Aerosoles y Gymboree engrosan esta amplia lista de marcas conocidas que han buscado la protección que da el Capítulo 11 (declaración de bancarrota) para tratar de sobrevivir y, como consecuencia, se han cerrado 6,700 puntos de venta. Esto es una preocupación y un llamado de alerta en cualquier economía, pues golpea más a la fuerza laboral femenina, dado que cuenta con una mayor participación en el comercio, al menos en Costa Rica.

PUBLICIDAD

No sólo la política exterior da un giro a la Cuenca Pacífica. También hay que ver lo que está sucediendo en China. Por ejemplo, el Grupo Alibaba, creado en 1999, el Día del Soltero realizó 2.5 veces más ventas que durante los tres días del fin de semana del Día de Gracias, y superó 18 veces las ventas de Amazon (durante el Día del Soltero), su mayor competidor.

El Día del Soltero(a) surgió como respuesta a la protesta que realizaron estudiantes universitarios ante la celebración del Día de San Valentín y, de forma visionaria, la empresa liderada por Jack Ma creó, hace nueve años, una celebración para los y las solteras “solitarios”, para provechar su poder de compra e invitarlos a consumir, y tomar como fecha simbólica, por sus cuatro “unos”, el 11 de noviembre de cada año (11-11).

La celebración, que se realiza la noche previa al Día del Soltero(a), es auspiciada por Ma, quien reúne a una gran cantidad de celebridades locales e internacionales y, un segundo después de la media noche, comienzan las ofertas, cuya fuente son 140,000 marcas, 60,000 de las cuales son internacionales. En este año, se vendieron 1,000 millones dólares (mdd) en los primeros dos minutos y el porcentaje de ventas, en relación con el año anterior, se incrementó 40%.

Para el grupo Alibaba fue una exitosa prueba de sus múltiples plataformas (Alibaba.com, TMall, Taobao y Aliexpress), pero también de su capacidad logística, pues, para muchos de los productos vendidos, la oferta incluía la promesa de entrega en una hora.

Para Jeff Bezos, las noticias no son, en modo alguno, negativas: el aumento del valor de las acciones de Amazon, en los tres días de ventas alrededor del Día de Gracias, lo convirtieron en la persona más rica del planeta, con un patrimonio de 100,300 mdd, superando al mismísimo Bill Gates.

Un reciente informe del Atlantic Council, que presentó el documento “A Strategy for the Transpacific Century” (“Estrategia para el siglo transpacífico”), proyectó que, para el año 2050, la mayor parte de la actividad económica global, de continuar las tendencias actuales, tendrá lugar en países asiáticos, por lo que concluye que es muy probable que el siglo XX sea caracterizado como el “siglo trasatlántico”, mientras que el siglo XXI será el “siglo transpacífico”.

Visionariamente, algunos países han comprendido la importancia creciente y las oportunidades futuras en la cuenca del Pacífico y, desde este punto de vista y de uno racional, comprendemos el interés de los firmantes del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, conocido como TPP, y su decisión de continuar en la alianza, pese a la política de la administración Trump de separarse del acuerdo, una decisión, a mi juicio, equivocada, que no desaprovecharán otros actores, como China.

Éste es un llamado de atención a los países de la región para dar un giro comercial hacia Asia y, en el caso de Costa Rica y Panamá, sacarles mayor provecho a sus tratados de libre comercio con China; en el caso de mi país, Costa Rica, continuar con su intención de ingresar a la Alianza del Pacífico.

*Nuria Marín Raventós es empresaria y analista.

 

Contacto:

Twitter: @nuria_marinr

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Balance de vida y trabajo y otros beneficios
Por

Generar una lista de beneficios tradicionalmente no ofrecidos por los empleadores, atrae talento, sólo si resultan atrac...