Por Nuria Marín Raventós*

¿Por qué algunos países ricos en petróleo y gas cayeron en el error del despilfarro, falta de diversificación, pérdida de competitividad, corrupción y poca inversión social, mientras que otros aprovecharon los recursos con inteligencia pasándole incluso los beneficios a la próxima generación?

En el primer caso tenemos a muchos países del Medio Oriente, que en la década de los setentas y recientes años de bonanza de precios no aprovecharon esa riqueza para brindar crecimiento y prosperidad a sus pueblos.

Otro fenómeno a evitar fue lo acaecido en los Países Bajos, conocido en economía como la enfermedad holandesa, consistente en una apreciación de la moneda y subsiguiente pérdida de competitividad de otros sectores, provocado por el aumento significativo en el ingreso de divisas, en este caso provocado por el descubrimiento de yacimiento de gas natural en los años sesenta.

Esta lección la aprendió bien Qatar, actualmente uno de los países más ricos del mundo, que ha aprovechado con inteligencia y visión los dineros obtenidos realizando importantes inversiones inmobiliarias, especialmente en su capital Doha, convirtiéndose sus rascacielos, en referente al igual que ciudades como Nueva York y Hong Kong.

Tuvo la visión de anticipar y ser el gran ganador del cierre de bases militares de los Estados Unidos en Arabia Saudita, éstas eran un tema álgido en las relaciones de Estados Unidos y el mundo musulmán por cobijar lugares sagrados como la Meca y Medina, Qatar construyó una gigantesca base aérea en 1996 considerada como una de las más importantes y geoestratégicas para Estados Unidos.

Es también propietaria del medio Al Jazeera, un medio de comunicación muy influyente en la población árabe y musulmana, lo que le ha dado a este pequeño país una proyección y poder mucho más allá de su pequeño tamaño.

Su riqueza le ha permitido asumir importantes proyectos de infraestructura, la creación de un importante fondo soberano, y trabajar en pos de una economía avanzada, sostenible y diversificada. Gracias a sus inteligentes decisiones es titular del mayor índice de desarrollo humano del mundo árabe y ha ascendido al puesto 32 a nivel global (Informe 2015).

Otro ejemplo positivo es Noruega, que evadió el mal holandés mediante la creación del mayor fondo soberano, actualmente con activos por el orden de los 900 mil millones de dólares y con la restricción al gasto del gobierno de un 4% anual de los rendimientos.

Más aún, en estos momentos y ante la perspectiva de que las reservas de petróleo y gas se terminarán en 50 años, ya han girado instrucciones al fondo para que obtengan una mayor rentabilidad y bajó a 3% la autorización de gasto.

Como exportador número doce de petróleo en el mundo y proveedor del 20% del gas europeo, Noruega no sólo ha garantizado que no haya distorsiones en la moneda, sino que asegura un nivel de bienestar a todos sus habitantes y crea un ahorro para las siguientes generaciones.

En América Latina en tanto, Venezuela el país con mayor de reservas de petróleo, ha expuesto con las malas decisiones a su población a la máxima inflación del mundo (más de 700%), a una estructural escasez de alimentos y medicinas y niveles de violencia a grados de pandemia social.

La piñata del gobierno venezolano, el clientelismo y medidas intervencionistas, tienen en la miseria al pueblo venezolano, la paradoja es que si bien asentados sobre millonarias riquezas del subsuelo, tienen parte de su flotilla petrolera varada en sus puertos, con millones de barriles en sus tanques, sin poder llevarlos a su destino ante la falta de liquidez de PDVSA (Foreign Policy de enero).

En Centroamérica tenemos otras riquezas y recursos que igualmente podemos explotar inteligentemente como lo hicieron Noruega y Qatar, con una visión de mediano y largo plazo, teniendo además en mente el beneficio de la mayoría, que debería ser el norte de todo buen gobierno.

*Nuria Marín Raventós es empresaria y analista

 

Contacto:

Twitter: @nuria_marinr

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las mejores 20 escuelas para estudiar diseño de videojuegos en EU
Por

De acuerdo con el Princeton Review, éstas son las 20 escuelas que ofrecen el mejor programa académico en las licenciatur...