El máximo proyecto en materia de telecomunicaciones en el país ya está en marcha y ahora va contrarreloj para cumplir con los objetivos trazados por el gobierno mexicano, tanto para su operación comercial como su cobertura poblacional, y un jugador clave para alcanzarlos es Nokia, la encargada de construir el cerebro de la Red Compartida.

La tecnológica finlandesa fue elegida junto con Huawei para apoyar en el despliegue de esta red –que proporcionará tecnología 4G LTE de última generación a al menos 92.2% de la población del país–, siendo las responsables de que se cumplan los requisitos de cobertura y rendimiento de la red de manera óptima de extremo a extremo.

Pero en el caso de Nokia, esto representa además darle forma y poner en marcha el cerebro de esta red: “El core network es el cerebro, donde se toman todas las decisiones sobre tráfico y la gestión sobre los datos de los usuarios”, explica Thomas Bertrand, vicepresidente de Ventas de Nokia para América Latina, en entrevista con Forbes México.

Esto es una pieza fundamental para que Consorcio Altán Redes, el ganador de la licitación para desplegar la red, pueda empezar a comercializar el servicio a más tardar el 31 de marzo del próximo año, como lo marcan las bases del concurso licitatorio, dado que el core network es el que permitirá manejar el tráfico de ese primer 30% de cobertura poblacional que se tiene pactado.

PUBLICIDAD

Además de ser seleccionada para construir el Core de la red, la empresa finlandesa también será la responsable de los centros de Operación (NOC) y de Seguridad (SOC).

Lee también: ABC Forbes para entender el proyecto de Red Compartida

 

Empezar de cero

El directivo de Nokia destaca que esta tarea implicará algunos desafíos para concretarse, pero al mismo tiempo ofrece oportunidades interesantes para el crecimiento de esta red y del propio sector.

Detalla que una de las principales ventajas de desplegar esta red en el país es que se está construyendo desde cero, lo que permitirá instalar la tecnología más reciente e innovadora, con lo que la infraestructura ya estará lista para recibir a la 5G –que se prevé comience a utilizarse en el mundo hacia el 2020–.

También por primera vez, apunta, una red LTE estará totalmente virtualizada, es decir, será 100% software. Nokia proveerá el programa que maneja todo el tráfico en servidores estándar, ahora montados en infraestructura de data center con servidores IP que son especializados para aplicaciones de telecom, y encima de eso estará el que administra toda la inteligencia de la red.

Esto, explica Bertrand, hace que la vida útil del core network sea infinita; mientras que en la red de acceso se están instalando estaciones base de radio 4G de nueva generación, las cuales estarán listas en su capacidad de procesamiento y producción para dar el paso a la 5G. Es decir, que ya tendrá el hardware listo para cuando llegue el software.

“Toda la industria debe estar mirando hacia México, porque hoy por hoy es el punto de atracción del mundo de las telecom, porque por primera vez se va a instalar una red totalmente nueva 100% con todas las últimas innovaciones, y va a permitir dar una capacidad, calidad de servicio y cobertura únicas, con un costo eficiente”.

Asimismo, destacó que la capacidad de propagación del espectro radioeléctrico de 700 megahertz (MHz) es otro de los puntos favorables de este proyecto, debido a que al ser una frecuencia más baja se propaga mejor y más lejos, con lo que con menos sitios se podrá ofrecer una cobertura igual o mayor a la de los operadores actuales.

Lee también: Altán arranca formalmente el despliegue de la Red Compartida

 

Infraestructura pasiva, el reto

Por el contrario, la infraestructura pasiva –la que brinda el soporte para ofrecer el servicio– será el principal desafío en el proyecto, ya que Nokia tendrá que acceder rápidamente a diferentes sitios en el país para instalar los elementos necesarios, lo cual toma tiempo y dependerá mucho de las condiciones en las que se encuentren esos puntos.

Por ejemplo, explica Bertrand, para avanzar en ello es necesario tener acceso a las torres, y contar en su interior con espacio físico y acceso a fibra óptica para conectar la transmisión y así tener la red integrada.

“Cuando tienes una torre, lo importante es que tenga cerca la fibra óptica para que los datos de todos los usuarios que fluyen a través de esta antena, y el tráfico sea redirigido hacia el core network. Cuando no se tiene hay que construir y desplegar, y eso toma tiempo”.

Altán Redes confió a Nokia la tarea de consumar una red conferida extendida que llaman llave a mano y le da la responsabilidad de administrar la parte de los sitios para hacer la adecuación, instalación de antenas, el cableo, y demás infraestructura, para después diseñar e implementar la transmisión con fibra óptica y el ruteo IP, para asegurar que todo funcione adecuadamente desde el punto del celular del usuario hacia el cerebro de la red.

Para conseguirlo, la firma finlandesa ya desplegó un ejército con diferentes batallones conformados por especialistas y personal operativo –alrededor de 400 personas entre gente de Nokia y contratistas indirectos–, para asegurar que se cumpla esta primera entrega, e incluso no descarta que se supere la cobertura esperada.

“Llevamos meses trabajando en este proyecto y apoyando a diseñar la red, la arquitectura, la tecnología; y aunque el contrato se firmó no hace mucho, ya estábamos en un proceso de anticipación”, comparte Thomas Bertrand.

El vicepresidente de Ventas de Nokia para América Latina menciona que la primera fase del core network consistirá en tenerlo operativo, pero seguirá creciendo durante los próximos siete años -y el tiempo que siga andando este proyecto- con las mejoras y actualizaciones necesarias, con la idea no sólo de cumplir con las exigencias del gobierno mexicano y las necesidades de los usuarios, sino también con la intención de estar lista para la nueva generación de redes.

Nokia ha desplegado más de 30 redes LTE en otras partes del mundo, como la de Verizon, AT&T, China Mobile, también para grandes operadores europeos como Telefónica y Vodafone.

 

Siguientes artículos

5 mitos de la transformación digital y cómo vencerlos
Por

Uno de los grandes retos de los negocios en la actualidad es el paso de los viejos modelos de negocio a los nuevos, habi...