El consorcio Altán, integrado por Axtel y Megacable con el respaldo financiero de Morgan Stanley, informó sobre la constitución del Fideicomiso de la Red Compartida. Con este acto se culmina el proceso administrativo al que dio lugar el fallo y adjudicación del concurso internacional de noviembre pasado, así como la firma del contrato de Asociación Público Privada, que tuvo lugar en enero de 2017.

El fideicomiso, sido suscrito por Altán Redes, por todos sus accionistas y por el banco agente en representación de los acreedores financieros, así como la compañía afianzadora de la garantía de cumplimiento y Scotiabank Inverlat como Fiduciario, arranca con un fondo de 1,000 millones de pesos y recibirá todos los recursos provenientes de capital y deuda para cubrir los gastos de despliegue del proyecto, así como los ingresos derivados del mismo.

Lee también: ABC Forbes para entender el proyecto de Red Compartida

“El anuncio de hoy es el hito que hace realidad el proyecto de la Red Compartida. Vamos a hacer posible que México disfrute de la mejor red móvil del mundo con tecnología 4G-LTE. La Red Compartida potenciará la competitividad y el crecimiento de la economía mexicana”, dijo Eugenio Galdón, presidente de Altán Redes en declaraciones preparadas.

PUBLICIDAD

Para el despliegue de la Red Compartida, Altán dispondrá de 90 megahercios de la banda de 700 Mhz que serán aportados por el gobierno mexicano en una Asociación Público Privada.

La Red Compartida es el proyecto de infraestructura en materia de telecomunicaciones más ambicioso de los últimos años, con él que se busca dar cobertura a más de 85% de los mexicanos, tendrá un costo más de 7,000 millones de dólares (mdd) y tomará al menos 8 años en completarse.

Lee también: Huawei y Nokia serán proveedores de la Red Compartida

 

Siguientes artículos

SAT tiene en la mira a 13,500 empresas fantasma
Por

Debido a que empresas ficticias participan en licitaciones públicas, ya se trabaja en el fortalecimiento de los mecanism...