Un resultado basado en la lógica no siempre es cierto, sino falso, al menos en el ámbito de la creación. Intenta enfocarte más en alejarte de la respuesta rápida y piensa en los criterios detenidamente.

 

Ejercicio

Hay 11 pájaros en un alambre, seis de ellos deciden volar. Pasan 10 minutos. ¿Cuántos quedan?

La respuesta “lógica”: 5

La mayor parte de las personas contesta así. Por lo tanto, si le preguntáramos a 100 personas, y buscáramos elegir la respuesta más probable como para ganar un programa de concursos, ésta sería la respuesta elegida por muchos. Sencillamente resultado de la matemática simple, misma que, por el tipo de educación que recibimos cuando éramos niños, nos lleva a detonar mecánicamente la acción de resolver, en este caso decir impulsivamente la respuesta “correcta”, a un problema que decidimos de manera previa, como simple.

Pajaros en el alambre (Imagen: Alejandro Meza).

Lo incorrecto de detonar mecánicamente lo que creemos correcto, para resolverlo rápido

En el emprendimiento y el mundo de los negocios sucede lo mismo: creemos que la lógica nos ayudará a resolver múltiples problemas, como si siempre todo fuera resultado de saber cuál es la respuesta “correcta”, sin darnos cuenta de que hay miles de formas de observar y analizar una situación, y, por consiguiente, posibles resoluciones. Por ello sucede, y verdaderamente muchas veces, que la acción que creíamos “lógica” no es la que nos genera el resultado más certero, porque en muchos aspectos la certeza implica mucho más que lógica: análisis, detenimiento y disciplina para resolver problemas.

Estos impulsos mecánicos en el emprendimiento nos llevan a dejar de lado otros ámbitos que nos podrían atraer resultados más certeros y favorables, como la creatividad, la imaginación, el análisis y la estrategia fuera de la caja, misma en la que hago hincapié constantemente deteniendo a emprendedores, ejecutivos y empresarios, haciendo una parada de relajación, dado que creen que los ritmos para solucionar “tienen que ser rápidos”, cuando lo más importante es la certeza. Por ello no hemos de someternos siempre a planos cuadrados, ya que caemos curiosamente en una falsa lógica de acción, soltando de golpe la respuesta racional y/o emocional, sin volver a escuchar la pregunta.

 

Resultado del ejercicio

La respuesta más certera: 11

Si releyéramos el planteamiento encontraríamos ahí mismo parte de la respuesta, y veríamos de manera sencilla que 11 es la respuesta más certera, simple y sencillamente porque decidir no es hacer.

Por ello te invito a que siempre que te hagas un cuestionamiento que te parezca simple, te detengas a escuchar profundamente la propia pregunta, pues ésta te detonara caminos que quizá te lleven a salirte de la caja y saber que el resultado favorable está quizás en un espacio del que ni siquiera habías caído en cuenta.

 

Reflexión

Aquí vemos cómo se conjuga lo que creemos y lo que consideramos razonable, con la mecánica de la resolución de los conflictos mediante las acciones.

Así que cuando estés con un cliente, con tu jefe y con cualquier persona, haz una parada por ti y los demás, y no quieras responder por impulso. Puede parecer tonto, pero repítete mentalmente, una y otras vez, la misma pregunta, deteniéndote en las palabras, y muy posiblemente encontrarás luz.

Porque el que te hayan enseñado a restar y a sumar no te hace encontrar siempre el resultado que deseas. Esta visión amplia te dará mejores respuestas en el futuro si comienzas a realizar el ejercicio de callar, detenerte, tomarte un café y respirar.

Sencillamente te lo comento porque el pensamiento inmediatista no siempre ayuda. Habremos de preguntarnos si lo que queremos encontrar es verdad, lógica o certeza, o una combinación específica de alguna de ellas.

Debo de decirte que, de acuerdo con mi experiencia, la mayor parte de las veces en el emprendimiento, en la acción ejecutiva y en los negocios, es lo certero lo que tiene más peso en cuanto a resultados favorables se refiere, y muy pocas veces algo sencillamente lógico da resultados tan buenos como lo que da algo sometido a un criterio de verdad mediante el detenimiento minucioso de definir un estado de certeza.

Sencillamente piensa en la publicidad, en la mercadotecnia, en las ventas, y en todo aquello que nos hace generar diferencias en cuanto a resultados. Esos espacios están dominados por la certeza y no por la lógica cuadrada e inmediatista, porque las acciones grandiosas son, en muchos casos, dadas por pensamientos precisos.

Por eso los resultados lógicos no siempre son resultados ciertos, sino falsos, al menos en el ámbito de la creación. Intenta enfocarte más en alejarte de la respuesta rápida y piensa en los criterios detenidamente.

Que la certeza te acompañe, en tus decisiones y acciones, porque sólo así, escuchando, deteniéndote y desmenuzando la situación, con tranquilidad, comenzarás a ser mucho más sabio, lo que te traerá resultados sorprendentes. Buen día.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Correo: [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué hacer con los datos que genera una solución móvil?
Por

Las empresas tienen los datos para responder preguntas interesantes sobre su negocio, pero quizá no se han planteado las...

También te puede interesar