Reuters.- Las economías de Estados Unidos y el mundo no caerían en una recesión, afirmó este viernes en Zúrich el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell.

No obstante, desde la Universidad de Zúrich reconoció que prevalecen riesgos y “vientos cruzados”, incluidos los derivados de la incertidumbre comercial.

Ante este escenario, añadió, la Fed continuará actuando “como sea apropiado” para mantener la expansión económica de Estados Unidos, reiterando una frase que los mercados financieros han tomado una señal de un nuevo recorte de tasas de interés.

Sin embargo, Powell declinó ser más específico sobre sus comentarios.

“Nuestra obligación es usar nuestras herramientas para apoyar a la economía, y eso es lo que seguiremos haciendo”, mencionó.

Sin embargo, afirmó que están “claramente en un momento donde hay un rango de opiniones” entre las autoridades de la Fed para decidir sobre las tasas de interés en la reunión del organismo del 17 y 18 de septiembre.

Las cuidadosas palabras de Powell reflejan una división dentro del banco central estadounidense sobre cómo responder mejor a una economía donde el consumo es “sólido”, pero con riesgos por un aumento en las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, los problemas de un posible Brexit duro y una desaceleración global.

En lo que serían los últimos comentarios públicos de un funcionario de la Fed antes de la próxima reunión del organismo, Powell aseguró que estarán siguiendo de cerca los riesgos geopolíticos, las condiciones financieras y otras posibles complicaciones mientras evalúan qué decisión tomar.

“Vamos a actuar como sea apropiado para sostener la expansión”, reiteró.

La Fed recortó sus tasas de interés en un cuarto de punto porcentual en julio y los inversores esperan dos bajas más este año, incluyendo la de mediados de este mes.

Lee también: Fed debatió mayores recortes de manera más agresiva a las tasas

 

Siguientes artículos

Alza-combustibles
Gasolina Premium suma 6 semanas sin estímulo fiscal
Por

Por el contrario, el subsidio aumentó de nueva cuenta para la gasolina Magna y el Diésel.