La firma estadounidense de capital privado Apollo Global Management está en conversaciones para comprar una participación minoritaria en la franquicia Starbucks de Medio Oriente, África del Norte y Asia central, operada por el grupo AlShaya de Kuwait, dijeron tres fuentes cercanas al asunto.

Apodado “Proyecto Esmeralda”, según dos de las personas, el minorista de propiedad privada está buscando vender una participación minoritaria de alrededor del 30% en el negocio.

El fondo soberano de Arabia Saudita denominado Fondo de Inversión Pública (PIF), que anteriormente había sido preseleccionado para comprar la participación, también sigue involucrado en las conversaciones, dijeron una de las personas y un tercero.

La unidad de Starbucks opera alrededor de 2,000 establecimientos en 13 países de todo Medio Oriente y el norte de África, ademaás de Kazajstán y Azerbaiyán. EM 2022 la industria estaba valorada entre 4,000 y 5,000 millones de dólares antes de salir de Rusia.

Starbucks dijo en enero que la guerra entre Israel y Hamas había perjudicado su negocio en la región, ya que no cumplió con las expectativas del mercado para los resultados del primer trimestre.

Te podría interesar: Demandan a Starbucks por utilizar café de plantaciones donde se atenta contra los derechos humanos

Conflicto entre Israel y Gaza afecta sucursales de Starbucks en Medio Oriente

La cadena de cafeterías dijo que las ventas se vieron significativamente afectadas debido al conflicto, en Medio Oriente y Estados Unidos, ya que algunos consumidores lanzaron protestas y campañas de boicot pidiendo a la compañía que adoptara una postura sobre el tema. Sin embargo, añadió que seguía comprometido con sus ambiciones de crecimiento en su segmento internacional.

A raíz de los boicots, Starbucks dijo en octubre que era una organización apolítica y desestimó los rumores de que había brindado apoyo al gobierno o al ejército israelí.

Un acuerdo ampliaría la base de inversores de la empresa privada propiedad de la familia Alshaya desde 1999. Algunas de las mayores empresas privadas de Oriente Medio han estado buscando cada vez más atraer inversores externos a través de cotizaciones o ventas de participaciones estratégicas.

En 2022, AlShaya se retiró de Rusia y cerró 130 tiendas para cumplir con la decisión de Starbucks de retirarse del país sancionado tras su guerra con Ucrania.

Fundada en 1890, Alshaya es uno de los operadores minoristas más grandes de la región con derechos para operar negocios de marcas occidentales populares, incluidas The Cheesecake Factory, Shake Shack y Pottery Barn.

Con información de Reuters

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Nvidia-acciones-Amazon-IA
Acciones de Nvidia están a punto de superar a las de Amazon en la bolsa de valores
Por

La última vez que Nvidia fue más valiosa que Amazon fue en 2002, pero ahora registra un aumento del 40% en lo que va del...