Nuevo León. Todos los días, miles de cajas viajan perfectamente sincronizadas por las bandas del Centro de Distribución (Cedis) Salinas Victoria, un terreno de 40 hectáreas situado en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM). Desde aquí, Soriana envía miles de productos a sus tiendas, lo mismo jabones de tocador y pastas de dientes, que carnes, pescados y lácteos.

Tras la compra de Comercial Mexicana, en 2015, la empresa se propuso consolidar sus operaciones logísticas desde los sitios en los que se reciben los productos, el monitoreo en su trayecto en camiones, la recepción de pedidos mediante un software y la llegada de los artículos a las bodegas de las tiendas.

Actualmente, la compañía cuenta con 13 Cedis en nueve estados del país: seis para productos secos (papel de baño, cajas de leche y alimentos enlatados, entre otros), y siete para frescos (frutas, verduras, helados, carnes, etc.). Por cierto, prevé construir otro Cedis en la Ciudad de México, tan grande como el de la ZMM.

Desde estos centros surte a sus 823 tiendas, que están distribuidas en todo el país: más de 640 de multi-formato con el sello Soriana y 144 con el sello Comercial Mexicana.

PUBLICIDAD

 

Tras el mostrador

Soriana Híper San Pedro, también en la ZMM, es una de las tiendas más sofisticadas, lujosas y de mayores dimensiones de la empresa: tiene una panadería gourmet, una barra para catar vinos y cervezas, y la réplica de una antigua rebanadora manual de jamón serrano, con la cual pueden hacerse cortes al gusto del cliente.

Los pasillos de esta tienda están perfectamente ordenados y prácticamente no hay huecos en los estantes; parecería que, cuando un cliente toma un producto, el personal lo reemplaza de inmediato.

La clave para este resurtido, como para el del resto de las tiendas de Soriana en el país, está en la trastienda, la bodega a la que todos los días llegan, en camiones, infinidad de productos secos y fríos provenientes de los Cedis.

Te puede interesar: Soriana tendrá 22% del mercado con ‘La Cómer’

Foto: Raúl Martínez

Los artículos arriban apilados y emplayados en paquetes, los cuales tienen un código de barras que especifica su contenido. Personal de la tienda los coloca en racks, de donde otros trabajadores tomarán las piezas que faltan en los anaqueles. Los productos fríos son almacenados en zonas de refrigeración del tamaño de una recámara pequeña.

Para que un champú, bistec o bote de leche en polvo llegue a los anaqueles, la tienda tiene que hacer un pedido al proveedor, quien envía, empaquetados, los productos solicitados por varias sucursales vía los Cedis, donde deshacen esos paquetes para luego hacer nuevos con productos de distintas marcas y enviarlos a los diferentes establecimientos.

“El objetivo es proveer la mercancía a las tiendas en forma oportuna y con calidad, y entregarla con el menor costo posible”, dice Luis Girard, director de Logística y Distribución de Soriana. Otro reto es tener un buen balance de inventarios, sin excesos ni faltantes.

El proceso requiere una estrecha colaboración con más de 4,000 proveedores, de los cuales al menos 100 laboran en las instalaciones de Soriana, donde comparten pronósticos de venta, faltantes y excedentes, mediante un programa denominado Planeamiento Participativo, Pronóstico y Reabastecimiento (CPFR, por sus siglas en inglés).

En este punto se define cuál es la mejor vía de distribución, de acuerdo con cada tipo de producto y proveedor, debido a que unos tienen que ir refrigerados, otros secos, en tarimas o a granel, entre otras especificaciones; incluso, algunos van directo a la tienda, sin pasar por un Cedis, como en el caso de ciertas frutas y verduras. Aquí también queda trazado el tiempo de entrega: dos o tres veces por día, semanal, mensual, trimestral, etcétera.

 

Costos de transporte, clave

“El transporte para nosotros y para cualquier retail es el 70% del costo [logístico], es donde se hace la diferencia entre un retail eficiente y uno ineficiente”, explica Girard. “Es el mayor de los procesos y, por eso, ven tanto pleito: que si el diésel, que si las autopistas… porque aquí es donde está el dinero. Entonces, una buena gestión te ayuda mucho a ser rentable”. Aclara que Soriana ha llegado a reducir a 50% este costo por estar cerca de las tiendas.

Por eso, es necesario garantizar los tiempos de recorrido de los camiones, pues de esta puntualidad dependerá que las sucursales estén surtidas adecuadamente y logren una venta continua.

Te puede interesar: Soriana: El millonario costo de crecer en el mercado de consumo

Cada producto que vende Soriana implica un largo trayecto logístico que comienza con el pedido de la tienda y continúa con el proveedor, quien lleva sus artículos a los Cedis, donde son empaquetados y redistribuidos a las sucursales. Fotos: Raúl Martínez.

Soriana utiliza transportistas externos (propietarios de al menos 50 tractocamiones) en el caso de los productos secos; y, para refrigerados, una flota propia. Los primeros recorrieron alrededor de 160,000 km en 2016, y la segunda, 41,900 km.

La flota de refrigerados de la empresa está compuesta por 981 unidades (435 vehículos y 546 remolques), y está entre las 10 más grandes del país. Para dimensionar la inversión: un tractocamión vale alrededor de 1.3 millones de pesos (mdp), en tanto que la caja refrigerada, 1.2 millones.

Esa flota de refrigerados, que llevó a cabo 70,230 viajes el año pasado, hace traslados constantemente, aun cuando los camiones no vayan totalmente llenos, debido a que trasladan productos perecederos, como manzanas, tomates, cebollas y demás.

En este proceso logístico, los transportistas son informados de la ruta que les toca hacer, por lo menos 24 horas antes de partir; y, para su recorrido, interviene un minucioso proceso de monitoreo vía satélite para evitar paradas incorrectas o para que el operador se pueda comunicar con la empresa si tiene una emergencia. También hay una revisión del consumo del combustible para mantenerlo en costos rentables. Así, en las tiendas pueden saber con precisión cuánto tiempo deben esperar para recibir su pedido.

 

Logística a -28 grados

Desde una vista panorámica, el Cedis de Salinas Victoria parecería sólo un conjunto de bodegas con algunos patios de carga y descarga, pero esa imagen no refleja todo lo que ocurre en su interior.

El área de secos es, quizá, la que más llama la atención. Cuesta trabajo escuchar a quien está al lado, debido al roce metálico de las máquinas. Desde lo alto se ve un ir y venir de cajas en perfecta sincronía a través del sorter (clasificador), compuesto por bandas que, a toda velocidad, llevan a su destino cada una de las cajas, previamente etiquetadas con un código.

Algunos trabajadores utilizan un sistema de armado y distribución por voz o radiofrecuencia, que permite recibir instrucciones para localizar los productos de un pedido determinado. También se emplea un sistema de distribución PTL, en el que una luz indica dónde está el producto. Estos métodos sirven para armar los pedidos de tiendas que sólo requieren unas cuantas piezas de un determinado producto.

En la parte baja de la nave, los trabajadores reciben las cajas con los artículos para armar torres sobre las tarimas, para luego emplayarlas y colocarlas en racks verticales, con la ayuda de montacargas. Luego serán depositadas en los camiones con destino a las tiendas.

“Hacemos lo que el proveedor no podría hacer. Yo puedo llegar a la tienda en un panel, puedo llevar mercancía de Pepsi, Coca-Cola; puedo llevar [productos] competidores”, indica Girard.

Cerca de ahí está la zona de fríos. Al entrar, hay que utilizar chamarra térmica para soportar las bajas temperaturas. Al inicio del recorrido, es posible ver cajas de naranjas, piñas y mangos, entre otras, colocadas en altas estructuras metálicas, todo perfectamente agrupado de acuerdo con el tipo de producto.

Más adelante, se encuentra una zona en la que los proveedores depositan su carga. Antes de ser aceptada, el personal revisa una muestra para constatar que la entrega tenga la calidad requerida.

Muy cerca de ahí están las cámaras de refrigeración. Para entrar al lugar, hay que cruzar una cortina de hule. Inmediatamente se siente cómo se entumen los dedos; el frío es tal, que es necesario meter las manos en la chamarra. En algunas zonas hay nieves; en otras, pescados o carnes, entre otros productos.

Para esta área, está previsto construir un centro de maduración, que estará listo a mediados de 2018, con lo que podrán comprar productos verdes a un precio más barato y enviarlos a la tienda para que puedan consumirse en distintas etapas.

 

La finalidad: el ahorro

Los Cedis y el funcionamiento logístico serán cruciales para la integración de Comercial Mexicana, pues, en algunos aspectos, trabaja distinto de Soriana. Por ejemplo, en la parte de frescos, Comercial Mexicana no almacena. Este método no requiere equipos de refrigeración, ni gente que cuide que la mercancía envejezca, así que será implementada donde sea factible funcionar así.

Te puede interesar: Soriana competirá con Walmart en e-commerce

En la zona de fríos del Cedis Salinas Victoria, Luis Girad, utiliza una chamarra térmica para soportar las bajas temperaturas, que alcanzan los -28 ºC, debido a que tienen que conservar carne de res, pescado, productos lácteos, etc. Fotos: Raúl Martínez.

Además, ambas tiendas trabajan con sistemas de pedidos distintos, por lo que no se pueden comunicar entre sí. Para resolver este problema, está en pruebas una plataforma que trae lo mejor de las dos firmas, la cual, en julio del próximo año, tendrá que estar en operación.

En lo que tiene que ver con los Cedis, la adquisición de Comercial Mexicana hizo que se duplicaran operaciones en los canales de distribución de frescos y secos en algunas plazas, lo que implicó el cierre de varias instalaciones logísticas, como el Centro de Distribución de Fríos (CDF) Félix U. Gómez (Monterrey), para trasladarlo a Salinas Victoria; el CDS de Soriana en Tultitlán, para integrarlo a instalaciones de Comercial Mexicana; y el de Guadalajara de Comercial Mexicana, para pasarlo a instalaciones de Soriana.

Los cambios continuarán este año. “Vamos a empezar a trasladar [el surtido de] tiendas de Comercial Mexicana en la Ciudad de México hacia diferentes puntos que tenemos en los centros de distribución de Soriana, o sea, hacia Guadalajara, hacia Querétaro y hacia Villahermosa, donde van a convivir las dos operaciones para poder surtir del punto más cercano a las tiendas, según la región donde están ubicadas”, asegura Román Martínez, responsable de Centros Logísticos de Soriana.

Lo anterior generará ahorros de 59 mdp anuales en costos de transporte, a lo que hay que añadir 39 mdp en distribución.

 

La inversión continúa

A la plataforma logística de Soriana se sumará, dentro de poco tiempo, un Cedis en un predio de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM), aún por definir, que tendrá dimensiones similares al de Salinas Victoria (40 hectáreas). Su construcción se pondrá en marcha en dos años.

“Vamos a poder mejorar [nuestra campaña] Julio Regalado, que ahora fue un reto fabuloso; vamos a tener tecnología de punta, vamos a meter cosas más sofisticadas [tecnología], como, por ejemplo, el surtido por pieza”, anticipa Girard. Este equipo llevará la mercancía mediante bandas y grúas para que el trabajador arme las cajas que requieran menores cantidades de cada producto.

De la mano de esta integración logística, Soriana continuará con aquella expansión que comenzó con una primera tienda de autoservicios en Torreón, en 1968, y que creció exponencialmente en 2008, con la compra de las sucursales de Gigante y, recientemente, con las de Comercial Mexicana.

Te puede interesar: Sector retail perdió 2,436 empleos en México en el primer trimestre

Claves numéricas

98 mdp anuales ahorrará soriana con los ajustes a la red de transporte y la consolidación de los Cedis.

981 unidades componen la flota de refrigerados de soriana, 435 vehículos y 546 remolques.

1.3 mdp vale un tractocamión, la caja refrigerada, 1.2 millones.

70,230 viajes el año pasado realizó la flota de refrigerados.

59 mdp anuales se ahorrarán en costos de transporte, a lo que hay que añadir 39 mdp en distribución.

 

Siguientes artículos

akzo-nobel
Akzo Nobel busca fusión con Axalta para crear empresa de 30,000 mdd
Por

El fabricante holandés de pintura anunció que se encuentra en "negociaciones constructivas" sobre una "fusión de iguales...