Por Sergei Klebnikov

WeWork anunció que instituirá una serie de cambios en el gobierno corporativo y limitará la influencia de su director ejecutivo, Adam Neumann, con la esperanza de abordar las crecientes preocupaciones de los inversores antes de su salida a bolsa prevista a finales de este mes.

Antecedentes: la compañía de oficinas compartidas ha atraído una gran cantidad de escrutinio del mercado sobre su gobierno corporativo, particularmente el control completo de Neumann sobre la compañía, y si puede revertir las fuertes pérdidas de ganancias.

En una presentación regulatoria publicada el viernes, la compañía matriz de WeWork, We Co., dio a conocer más detalles sobre su OPI (Oferta Pública Inicial) y describió un plan para cambiar su organigrama a medida que busca reforzar su decreciente valoración. 

La nueva presentación reveló que Neumann devolverá las ganancias que reciba de las transacciones de bienes raíces con WeWork, que su sucesor será seleccionado independientemente por una junta directiva, y que ningún miembro de su familia podrá sentarse en la junta.

Si el CEO de WeWork, Adam Neumann, no contribuye con 1,000 mdd a causas benéficas en diez años, perderá algunos de sus derechos de la supervotación. Foto: Cortesía WEWORK Facebook

Los derechos de voto de Neumann se redujeron, de 20 por acción a 10, y se le permitirá vender solo el 10% de estas en los años posteriores a la oferta de salida a bolsa.WeWork listará sus acciones en el índice Nasdaq, haciendo su debut comercial la semana del 23 de septiembre.

También lee: Olvídate del ‘nosotros’: WeWork está bajo el mando de un solo hombre

La compañía establecerá un rango de precios preliminar tan pronto llegue la próxima semana, pero se espera que sus asesores apunten a una valuación que podría caer por debajo de los 20,000 millones de dólares (mdd), según el Wall Street Journal.

Más tarde el viernes, Reuters informó que WeWork tendrá como objetivo un avalúo entre 10,000 y 12,000 mdd, muy lejos de la realizada por fondos privados que ascendió a 47,000 mdd a principios de este año.

Lo que no sabemos: qué piensa Neumann sobre estas propuestas. Todavía tiene que comentar.

Además del gobierno corporativo, los inversionistas han permanecido dudosos sobre si WeWork puede ser rentable, un problema encontrado a principios de este año por otras OPI de alto vuelo como Uber y Lyft. 

We Co. reveló en sus presentaciones que ya había perdido casi 700 mdd en el primer semestre de este año, además de los 2,900 mdd en los últimos tres años.

No te pierdas: WeWork presenta un plan de salida a bolsa, pero con pérdidas de 25%

 

Siguientes artículos

Huawei sumaría fuerzas con China Mobile para ganar presencia en Brasil
Por

Ambas compañías entrarían así en la disputa por comprar al operador de telefonía brasileño Oi SA, en un intento por aume...