La Bolsa Mexicana de Valores cerró con ganancias por tercera jornada consecutiva sin embargo, el tipo de cambio detuvo su escalada.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La bolsa de México ganó el martes por tercera sesión consecutiva y la moneda retrocedió ligeramente desde un máximo de siete semanas, tras una jornada errática atenta a las discusiones en el Congreso de una controversial reforma energética clave para el Gobierno.

Los legisladores iniciaron el martes las deliberaciones del proyecto energético en el pleno de la Cámara Alta, que también debe recibir el visto bueno de los diputados y de la mayoría de los congresos estatales antes de que sea promulgada por el presidente.

El índice referencial de la bolsa, el IPC, ganó un 0.47%, a 42,490.1 puntos, superando el desempeño de las plazas en el exterior.

La moneda local cerró en 12.865 por dólar, con un leve retroceso del 0.08 por ciento frente a los 12.855 pesos del precio de referencia de Reuters del lunes.

El peso escaló en la jornada anterior hasta las 12.802 unidades, su mejor nivel desde el 18 de octubre, ante la expectativa de la aprobación de una reforma más agresiva que lo esperado.

 

EU cae

Las acciones estadounidenses cayeron el martes por una toma de ganancia tras un nuevo máximo histórico del índice S&P 500 el lunes, mientras los inversores ponderaban las decisiones que pueda tomar la Reserva Federal en su próximo encuentro ante una ausencia de datos económicos que incentiven al mercado.

Los títulos de las empresas del sector de cuidado de la salud estuvieron entre las más activas tras noticias vinculadas a la industria, mientras que las compañías de servicios públicos fueron las de peor desempeño entre los 10 grupos industriales que integran el S&P 500.

El índice se mantuvo por encima de indicadores técnicos clave, incluyendo su promedio de oscilación de 14 días, y el volumen negociado quedó por debajo del promedio a pesar de un mes de escasa cantidad de operaciones.

El lunes, los discursos de varios integrantes de la Reserva Federal indicaron que el banco central estadounidense podría estar más cerca de lo que se espera de iniciar la reducción de su programa de compra mensual de activos, actualmente de 85.000 millones de dólares.

Pero datos económicos sólidos, entre ellos una caída en el índice de desempleo a un mínimo de cinco años, ayudaron a calmar la angustia de los inversores por una posible disminución del estímulo de la Fed.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) tendrá su última reunión del año el 17 y 18 de diciembre.

El promedio industrial Dow Jones bajó 52.4 puntos, o 0.33%, a 15,973.13, el S&P 500 perdió 5.75 puntos, o 0.32%, a 1,802.62, y el índice Nasdaq Composite retrocedió 8,261 puntos o 0.2%, a 4.060,49.

 

Siguientes artículos

Toma previsiones, bancos cerrarán el 12 de diciembre
Por

Las entidades bancarias interrumpirán sus actividades, sólo  abrirán  los establecimientos bancarios dentro de almacenes...