De acuerdo con el 4º Informe trimestral estadístico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), si bien el consumo de televisión en México tuvo un ligero crecimiento, ya que pasó de cuatro horas y 49 minutos a cuatro horas y 55 minutos, es decir seis minutos más que lo reportado el año pasado, la tendencia de consumo de esta plataforma sigue a la baja, particularmente en clases altas o en personas jóvenes.

La mayor parte de los segmentos analizados muestran decrementos en la tasa de exposición frente a la televisión, sin embargo, hay diferencias notables si se considera la edad o la condición socioeconómica.

Por ejemplo, si se considera el rango de edad, el grupo que más abandonó a la TV fue el de los adolescentes entre 13 y 18 años con -11.76%, seguidos de los jóvenes entre 19 y 29 años (-7.78%), luego los niños entre cuatro y 12 años (-6.43%) y al final, los adultos entre 30 y 44 años (-1.65). El único grupo que mostró un incremento fue el de los adultos de más de 45 años, ya que la cantidad de personas en este rango que ven contenidos en televisión fue de 12.71%.

Por nivel socioeconómico, la situación tiene matices, ya que la clase media y alta han siguen abandonando la televisión, puesto que los niveles socioeconómicos ABC+, clase alta y media alta, son los que tienen la tasa de abandono más importante con -7.48%; la clase media, es decir, el nivel socioeconómico C, observa un decremento de -6.36%.

En el extremo opuesto, las clases bajas reportaron un aumento en la cantidad de personas que se exponen a los contenidos de la televisión, Así, el nivel D+, clase media baja, tuvo un incremento de 3.68% y la clase baja, niveles D y E, tuvieron un aumento bastante importante del 8.05%.

Si segmentos por género, los hombres tuvieron un decremento del 4.42%, que prácticamente ocuparon las mujeres, ya que su nivel de exposición aumentó 3.91%.

Todos estos datos se dan en un contexto en donde las Tecnologías de Información y Comunicación siguen creciendo de forma importante. Según los datos del IFT, mientras que el índice precios al consumidor subió 3.4%, el Índice de precios en comunicación bajó 7.6%. De la misma forma, mientras que los costos en telefonía bajaron (-15.7%) y el de Internet se mantuvo prácticamente igual (aumentó 0.05%), el de la televisión restringida aumentó 3.2%.

Cabe señalar que los programas con mayor audiencia son los dramatizados unitarios, los reality shows y las telenovelas.

Publicidad

La televisión ha encontrado un nicho, el único al parecer, entre las mujeres adultas mayores de 45. Todo indica que telenovelas y programas de concursos tienen vida para rato, no obstante, ello limita las posibilidades de negocio y crecimiento para industria que no ha encontrado una fórmula efectiva para reconstruirse y hacer click con una audiencia joven que se ha mudado de forma permanente al mundo digital.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Seguro integral reduciría hasta 80% los daños de un ciberataque
Por

Los delitos cibernéticos representan pérdidas financieras por hasta 2,000 millones de dólares en México y más de 110,000...