Obama fue el primer candidato en explotar a fondo el poder de internet en unas elecciones, pero los republicanos planean ponerse al día este año.

 

Por Glenda Toma

PUBLICIDAD

Barack Obama fue el primer candidato presidencial en comprender y aprovechar plenamente el poder de la tecnología digital (aunque George W. Bush usara correo electrónico dirigido en el proceso electoral de 2004). Le ganó dos elecciones, pero fue la avalancha de 2012 sobre el candidato republicano Mitt Romney la que hizo evidente lo obvio: La tecnología está cambiando a la política.

Tres personas a las que no necesitas decirle eso son Bridget Coyne, Azarias Reda y Emanuel Yekutiel. Todos miembros de la lista Forbes 30 Under 30 de este año y participantes en el panel “Tecnologías de vanguardia, el silicio y la elección digital de 2016” en la cumbre Under 30, celebrada esta semana en Filadelfia.

Fue después de la carrera de 2012 que el Partido Republicano se dio cuenta de que tenían que ponerse al día, y que debía hacerlo rápidamente. Es por eso que Azarias Reda fue reclutado en la Convención Nacional Republicana como su primer director de tecnología. El comienzo tardío del partido en el mundo digital es algo que Reda cree que en realidad ha ayudado al Partido Republicano, ya que puede crear algo para todo el ecosistema republicano.

“‘Obama for America’ fue construida como una plataforma para un candidato, pero nosotros lo estamos haciendo para cualquier candidato”. Para Reda, esto es lo que ayudará a resolver el problema de la continuidad en la política. Cualquier persona que decide postularse para un cargo tiene que empezar de cero. La infraestructura que Reda está desarrollando es fácilmente accesible para todos los candidatos del Partido Republicano, algo especialmente importante para aquellos en el nivel local. El objeto de los datos y la tecnología, dice Reda, es “amplificar y multiplicar lo que estás tratando de hacer”.

Bridget Coyne de Twitter también entiende ese punto muy bien. Como gerente del equipo de Gobierno y Elecciones de la compañía, Coyne dice que la capacidad de un candidato para aprovechar una conexión uno a uno en una plataforma pública es clave. Proviene de ser uno mismo y, nos guste o no, ésa es la razón por la que Donald Trump es tan popular: “Él se muestra al natural.”

El engagement no sólo es importante para que los candidatos se mantengan involucrados en la conversación; ahora puede ayudar a recaudar dinero. Gracias a una nueva asociación con Square, la gente puede donar a una campaña desde Twitter. Como se sabe, los dólares vienen antes que los votos y ése es precisamente el trabajo de Emanuel Yekutiel dentro de la campaña de Hillary Clinton.

Como director financiero adjunto en Hillary for America, el enfoque de Yekutiel está en Silicon Valley. Él podría tener suerte: Durante los últimos 20 años, la industria de la tecnología ha tenido una inclinación demócrata. Yekutiel dice que eso se debe a que los gigantes de la tecnología están interesados ​​en cambiar el mundo, y el Partido Demócrata ha estado “en el lado correcto de la historia en los temas sociales”.

Y es por eso que él mismo comenzó a interesarse en la política. Cuando Yekutiel se dio cuenta de que le estaba prohibido contraer matrimonio debido a su orientación sexual, cayó en cuenta de la relevancia de la tarea. “Quiero casarme un día, y me di cuenta de lo importante que era para mí involucrarme.”

Pero el tema que Yekutiel señala como el definitorio en las elecciones de 2016, tanto para Silicon Valley como para el resto del país, es la inmigración.

Reda está de acuerdo que la inmigración es importante, pero la economía es una preocupación creciente para los votantes. Y cuando se trata de los incentivos económicos, la industria de la tecnología se alinea con la derecha. Reda define la eficacia de una campaña como “recaudar dinero de los grupos que no han aportado antes”. Vamos a ver quién tiene la razón en esta campaña.

Una de las enseñanzas que deja el que todo este trabajo sea realizado en el espacio digital es que no es un sustituto de la interacción humana. Es por eso que todos los datos que se recogen aún son usados para averiguar qué puertas tocar o a quién llamar, no sólo a quién enviarle un e-mail.

 

Siguientes artículos

maíz-economía
6 cosas que nos dice el trimestral de Monsanto
Por

La compañía informó pérdidas que triplican las reportadas en el mismo trimestre del año pasado, ¿qué más dicen sus docum...