El fabricante estadounidense de automóviles Tesla y su principal rival chino alcanzaron un récord de entregas de coches fabricados en China en el segundo trimestre, mostraron los datos de la Asociación China de Vehículos de Pasajeros (CPCA, por sus siglas en inglés), a medida que se intensifica la lucha por la cuota de mercado.

Tesla vendió 93,680 vehículos eléctricos (VE) fabricados en China en junio, un 18.72% más que en el mismo mes del año pasado, cuando la fábrica de Tesla en Shanghái entregó 78,906 vehículos Model 3 y Model Y fabricados en China después de que la ciudad puso fin a un confinamiento de dos meses por el Covid-19.

La automotriz estadounidense vendió 247,217 automóviles fabricados en China entre abril y junio, la mayor cantidad desde que comenzó a entregar vehículos desde Shanghái a principios de 2020, también mostraron los datos. Tesla registró unas entregas récord de 466,140 vehículos en todo el mundo durante el segundo trimestre.

Su rival chino BYD, con sus series Dynasty y Ocean de vehículos eléctricos e híbridos de gasolina y electricidad, registró en junio un aumento interanual de las ventas del 88.16%, a 251,685 vehículos, según los datos de la CPCA.

También fue la primera vez que las ventas mensuales de BYD superaron las 250,000 unidades y supusieron que, entre abril y junio, BYD entregó 700,244 vehículos, según los datos.

La CPCA estimó en 740,000 unidades las ventas totales de vehículos de pasajeros de nueva generación -tanto nacionales como de exportación, incluidos eléctricos puros e híbridos con enchufe- en junio, un 30% más que un año antes. No separó las ventas nacionales de las exportaciones.

El aumento de las ventas de estas empresas pone de manifiesto que están consiguiendo mantenerse por delante de sus competidores, a pesar de la ralentización de las ventas de automóviles en China en un contexto de debilitamiento de la economía.

Tesla redujo drásticamente los precios de sus dos modelos más antiguos a principios de año para impulsar las ventas e inició una guerra de precios que llevó a sus competidores, entre ellos BYD, a ofrecer descuentos o nuevos modelos más baratos.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

El sector de los vehículos eléctricos también está recibiendo apoyo adicional del Gobierno chino, que quiere impulsar las ventas para apuntalar una recuperación económica vacilante.

En junio, Pekín anunció exenciones fiscales a la compra de vehículos de nueva energía por valor de 520,000 millones de yuanes (71,670 millones de dólares) hasta finales de 2027. Sin embargo, según los analistas, la limitación de la exención fiscal puede contribuir a impulsar el crecimiento de las ventas de modelos más baratos, producidos principalmente por empresas nacionales, en lugar de vehículos de alta gama de fabricantes extranjeros.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Google-despidos-empleados-Amazon
Amazon, Google, Apple, Meta y Microsoft dicen que cumplen el umbral de control de acceso de la UE
Por

Según la Ley de Mercados Digitales (DMA), que entró en vigor el pasado noviembre, las empresas con más de 45 millones de...