El mercado bursátil puede ser desconocido y hablar de un Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) parece alejar todavía más la posibilidad de invertir en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), pues es un instrumento relativamente nuevo del cual aún algunos desconocen cómo funciona.

Te explicamos qué es una Fibra y algunos beneficios, según expertos en la materia.

En la BMV se puede participar a través de diversos vehículos, entre ellos las Fibras, un instrumento diseñado para invertir en un portafolio de bienes inmuebles en distintos sectores y ubicaciones.

Estos fideicomisos funcionan como instrumentos que facilitan la adquisición, construcción o desarrollo de inmuebles, como plazas comerciales, parques industriales, oficinas, entre otros, explica la casa de bolsa GBM. Dichos bienes son arrendados y los propietarios de los títulos se hacen de los ingresos por las rentas.

Los beneficios de invertir en este instrumento es recibir distribuciones de las rentas a través de una administración especializada, explicó César Rubalcava, de Relación con Inversionistas de Fibra Monterrey, durante la plática FIBRAs, un instrumento de inversión para todos.

“Por ley los Fideicomisos distribuyen el 95% de las utilidades de las rentas entre los inversionistas tenedores de FIBRAS”, según información de la BMV.

Con este tipo de vehículos, los inversionistas reciben pagos periódicos, que se obtienen de los arrendamientos, y a su vez tienen la posibilidad de hacerse de ganancias del capital, indican datos del sector.

Te recomendamos: GBMHomebroker lanza app para invertir en la BMV desde 1,000 pesos

“Las Fibras se enfocan en bienes raíces e infraestructura, inclusive tienen un tratamiento fiscal diferente al de las acciones, en el cual deberán de estar invertidos por lo menos en un 70% y están obligadas a distribuir un 95% de su ingreso fiscal”, añade un documento de GBM.

Desde 2011, cuando entraron a la BMV las primeras Fibras, se han obtenido recursos por 3,200 millones de dólares en Ofertas Públicas Iniciales (OPIs) -cuando una empresa comienza a cotizar-, suscripciones y colocaciones subsecuentes. El primer fideicomiso de este tipo que salió al mercado fue Fibra Uno (Funo).

Por su especialización, las fibras se clasifican en: las del sector comercial, oficinas y uso mixto, hotelerías, y las enfocadas en naves industriales, espacios para manufactura y exportación.

En tanto, en Estados Unidos, donde este vehículo se estableció desde hace 50 años, se han captado 47,000 millones de dólares en el último año en OPIs, suscripciones y colocaciones subsecuentes.

¿Beneficios?

GBM explica que uno de los beneficios es recibir el pago de una renta, la cual se ve reflejada al tenedor de los títulos, por medio de una distribución que se decreta y paga de manera constante.

“Por otra parte, el inversionista puede obtener ganancias de capital, es decir, las que obtienen del diferencial entre el precio de compra y el precio en el que las puede vender. Cabe mencionar que esta plusvalía no está sujeta a impuestos por ganancias de capital, sin embargo, los dividendos sí, y la Fibra los tendrá que retener para mayor practicidad tributaria”, explica la casa de bolsa.

Según la BMV, los beneficios se pueden percibir en tres formas: los dividendos, mediante las utilidades obtenidas de las rentas menos los gastos de operación (renta fija); rendimientos, que es el desempeño en la BMV y puede dar utilidades si la plusvalía sube, y generar pérdidas si el mercado inmobiliario va a la baja; y la plusvalía, que incrementa al integrar los inmuebles a una Fibra.

César Rubalcava, de Fibra Monterrey, compartió que el 80% del rendimiento de estos instrumentos provienen de las distribuciones, que suelen ser más estables a lo largo del tiempo.

“Es una reducción del riesgo que constantemente las Fibras estén distribuyendo su flujo de efectivo”, comentó el especialista.

Puedes leer: 

Los Fibras como opción de inversión en México

 

Siguientes artículos

Pemex celebra expropiación petrolera con la peor producción en 40 años
Por

Pemex tiene como meta petrolera para 2019 una producción de 1.773 millones de barriles diarios, 4% menos a la meta prese...