Para convertirse en la quinta economía del mundo, México necesita invertir más en la digitalización y automatización de los procesos de producción de las pymes. La digitalización y automatización permiten un incremento de 25% de la productividad y reduce 50% el tiempo de producción de los bienes y servicios, asegura Siemens.

Dentro de este panorama, el financiamiento y el manejo de las finanzas son dos factores de los que aún adolecen las pymes. Konfío, empresa fintech mexicana que ofrece créditos vía online para pymes y Gosocket México, red social especialmente para la facturación electrónica de las pymes, quieren mejorar el desempeño de los pequeños y medianos negocios a través de sus soluciones digitales.

Los créditos en línea para las pymes en México son un segmento que crece cada vez más ante la desatención de la banca tradicional.

PUBLICIDAD

“La principal ventaja de los créditos en línea es que es un proceso más rápido y fácil. Los bancos pueden tardar hasta dos semanas en aprobar un crédito y nosotros en una solicitud de 10 a 15 minutos el crédito está en máximo 72 horas”, platicó David Arana, fundador y director general de Konfío.

Para Arana, si las pymes mexicanas no tienen acceso al crédito en línea es difícil que puedan crecer o puedan convertirse en una empresa grande.

Ante ese panorama David Arana comparte cinco consejos para solicitar un crédito en línea.

  • Tiempo: Es el recurso más importante con el que cuentan las pymes y mejorar este rubro es un factor determinante para que aprovechen mejor un crédito. Es indispensable comparar costos y a través de las empresas que facilitan créditos en línea en 10 min puedes saber si es el crédito que más le conviene a la pyme.
  • Transparencia: El crédito es un compromiso de meses y años y es importante entender a lo que uno se está comprometiendo. A la banca tradicional se le ha olvidado explicar bien los procesos y ser totalmente transparentes.
  • Reputación: Es indispensable comparar y ver la reputación con la empresa a la que se solicita un crédito digital. Como pyme a veces uno tiene que entender con quien se está alienado para que puedan crecer durante mucho tiempo.
  • Precios: Al contratar crédito digital es necesario comparar precios, ya que debe ser una herramienta de crecimiento, no algo que soluciona un tema de liquidez de un momento. Tiene que ser una herramienta para que la empresa facture más y genere mayor capacidad de pago.

También puedes leer: Crédito online en México, más bajo que en El Salvador y Madagascar

En cuanto a la facturación, la ventaja que las pymes obtienen de plataformas como la de Gosocket es un mayor financiamiento, optimización de los procesos y la ampliación de mercado.

“En el financiamiento las pymes pueden hacer liquida una factura con pocos clics en comparación con un proceso manual donde se debe presentar mucha documentación. En la optimización de procesos es indispensable para cobrar de una forma más fácil y segura y en la ampliación del mercado las pymes tienen posibilidad de vender más a través de una estrategia”, comentó Sergio Chaverri CMO de Gosocket.

Realizar la facturación con herramientas como la de Gosocket puede ayudar a las pymes en liquides en un 50% y desde el punto de vista de la gestión de cobranza la mejores podrían ser superiores al 50%.

“Hablo de rendimientos superiores al 50% en un escenario conservador y pensando en un promedio, ya que la adopción puede ser más rápida o lenta”, destacó Sergio Chaverri.

 

Retos

En México se realizan 6,142 millones de facturas al año. El principal reto para las pymes mexicanas en este rubro es lograr la capitalización de esas facturas.

“El reto que tienen las pymes es sacarle provecho al nivel de penetración que tiene la facturación electrónica y su capitalización”, comentó Sergio Chaverri CMO de Gosocket.

Para que las pymes logren esa capitalización primero es necesario buscar la forma en que se pueda conectar e interactuar digitalmente con sus clientes y proveedores, después es necesaria la inclusión de procesos financieros al mundo digital en la parte de cobranza y pagos y finalmente conectar los procesos comerciales al entorno digital.

“En la parte de nuestra vida social hacemos adopciones de tecnología rápidamente y en la parte empresarial nos cuesta más por desconocimiento que por falta de herramientas”, dijo Chaverri.

Continuar pensando de la forma tradicional a la hora de facturar es otro de los retos que las pymes deben superar.

“Hemos tenido casos donde nos dicen que si existe la posibilidad en la plataforma de sacar un reporte físico de las facturas para el cliente. Nuestra respuesta es que sí, pero les decimos que siguen pensando como antes y no está cambiando el paradigma. No se le saca provecho de la accesibilidad digital”, platicó Chaverri.

En cuanto a los créditos, en México existen alrededor de 400 alternativas en donde las personas sólo conocen siete de ellas (y a los que muchas veces sólo se tiene acceso al solicitar online). En cuanto a porcentaje de penetración de créditos se refiere, México está por debajo de 50 países como El Salvador, Botsuana y Madagascar, según datos de Rocket, startup enfocada en asesoría financiera.

El principal reto de los créditos en línea es bajar el costo operativo para originar los créditos. Por ejemplo, el banco Compartamos por cada peso que originan el costo que tienen es más o menos de 60 centavos y modelos más chicos su costo es de 80 centavos.

“Algo que estamos logrando hacer de manera digital es bajar el costo operativo radicalmente. Esta un digito muy por debajo del doble digito. Eso se traduce en una mejor experiencia al para el cliente y en un mejor perfilamiento de los riesgos”, comentó David Arana.

También puedes leer: Préstamos demasiado buenos para ser verdad

 

Nuevas apuestas de fintech

El sector fintech tiene un valor a nivel mundial de aproximadamente 870,000 millones de dólares, según un estudio de Endeavor. En total, de acuerdo a Startupbootcamp FinTech Mexico City, existen cerca de 700 compañías en toda América Latina. Gosocket y Konfio son parte de este ecosistema.

Gosocket nació en Chile, el primer país que empieza la facturación electrónica y opera en todos los países de América Latina en donde la facturación electrónica es permitida.

“En México trabajamos con más de 500,000 empresas mexicana. Aunque no tengamos documentos ni información, una empresa puede llegar, dar de alta su RFC, conectar con el buzón tributario y ya carga el 100% de las facturas emitidas y recibidas. Y todo eso lo puede hacer sin costo alguno”, platicó el CMO de Gosocket.

La empresa busca llegar a más países donde se habla de un nuevo modelo de facturación en Panamá, Bolivia y Honduras.

Por su parte, Konfío se fundó en 2013 y empezó a operar al siguiente año, cuenta con una base de más de 300,000 empresas en todo México.

“Ahorita tenemos una tendencia muy positiva, seguimos creciendo a pasos exponenciales. El mercado es muy grande y la oferta que hay hoy en día por la parte bancaria y no bancaria es muy chica en la parte de pymes, la oportunidad de crecer es altísima”, platicó David Arana.

En una última ronda de levantamiento de capital fue por 8 millones de dólares.

 

Siguientes artículos

México, el único país de Latam presente en el Demo Day de Google
Por

Pig.gi, aplicación hecha por los hermanos Isaac y Joel Phillips, será la encargada de representar a México y América Lat...