México enfrenta una crisis de salud pública. Empresarios, científicos y políticos coinciden en este punto. Uno de los principales problemas que enfrentan es la obesidad.

Un reporte de la OCDE arrojó que México es el segundo país más obeso del mundo con 38.2% de la población mayor de 15 años con obesidad. La entidad que dirige el mexicano Ángel Gurría estimó que para 2030, 4 de cada 10 mexicanos sufrirán obesidad.

Lee también Para 2030, el 40% de los adultos en México sufrirán de obesidad

Tres representantes de los candidatos presidenciales participaron en el Foro Forbes de Salud 2018 y compartieron sus estrategias para revertir la crisis que azota al país en materia de alimentación.

PUBLICIDAD

Luis Madrazo, representante del candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, propuso que las guarderías y escuelas sean de tiempo completo y que incluyan los alimentos, pues es el momento en el que los recursos del Estado para apoyar a alguien son más eficientes y tienen mayor impacto en la trayectoria de un individuo.

“Ahí tenemos la posibilidad, oportunidad y manera eficiente de atender el problema de obesidad”, mencionó el economista y extitular de la unidad de planeación económica de Hacienda.

Ante la pregunta de si analizan prohibir los productos chatarra, Jorge Alcocer, representante del candidato  de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, explicó que  “Prohibir no ayuda mucho. Hay que sustituir”.

El doctor en ciencias médicas y premio nacional de ciencias propuso una política de sustitución para que en la comunidad, escuela y familia que rodeen al niño, donde haya productos “chatarra”, se ofrezcan productos naturales de la región, como el pápalo dorado, que en condiciones adecuadas de ubicación y contexto saludable, se vuelve más nutritivo y le gana progresivamente al niño sobre los “charritos”.

Pero también en otros niveles. Para un adulto, dijo Alcocer se debe fomentar la oferta de productos saludables junto a las “guajolotas” (torta de tamal), que no esté sujeto a lo caro y barato. Esto incidera positivamente en los hábitos de alimentación.

Recordó que desde el embarazo se debe impulsar una buena alimentación, pues la madre conduce genéticamente al niño a que quiera algo dulce o un alimento nutritivo. Además, el problema de lactancia de nuestor país, uno de los más bajos de Latinoamérica, conduce a tomar productos que no son lácteos pero que contienen muchos carbohidratos.

Francisco López Brito, representante del candidato de la coalición Al Frente por México, Ricardo Anaya, tampoco consideró la prohibición de alimentos como un camino viable. Recordó que hay una estrategia nacional contra la obesidad y sobrepeso con resultados muy pobres.

El médico cirujano y presidente de la comisión de salud del Senado detalló una política pública que fomente la educación temprana, particularmente en niños y jóvenes.

También dijo que la familia debe atender el tema para dirigir el curso alimentario de los niños y darle continuidad en nivel básico y posteriores.

“Insisto: Educación, cultura, desde luego la cultura de activación física y deporte como parte importante de la revisión que vamos a hacer de la estrategia que desde hace 3 años y los resultados, la verdad, han sido muy pobres”, agregó.

 

Siguientes artículos

Apple se asociará con Volkswagen para fabricar vehículos autónomos
Por

El acuerdo está en la mira del equipo de automóviles de Apple, dijeron tres personas familiarizadas con el proyecto....