Reuters.- Los líderes del G7 presionarán en su cumbre de esta semana al presidente Donald Trump por los aranceles que impuso Washington a las importaciones de metales, pero deben ser corteses en su intento por disuadir al mandatario estadounidense, recomendó este jueves el presidente francés, Emmanuel Macron.

En declaraciones a periodistas tras una reunión con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, Macron agregó, no obstante, que los otros seis miembros del Grupo de los Siete (G7), los países más industrializados del mundo, eran un bloque poderoso que podría sobrevivir si Estados Unidos decidiera abandonar su rol global.

Los comentarios de Macron reflejan las tensiones comerciales que amenazan con opacar la cumbre que se realizará el viernes y sábado en Canadá.

Alemania, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Canadá han dicho que serán firmes en su confrontación con Trump, pero que no quieren una ruptura que pueda causar una guerra comercial a gran escala.

PUBLICIDAD

Lee también: Merkel espera una cumbre del G7 difícil; buscará hablar con Trump

“En este contexto, por sobre todo siempre tenemos que ser amables, productivos e intentar convencer (a las autoridades de Washington) de mantener a Estados Unidos a bordo, porque son nuestro aliado histórico y los necesitamos”, dijo Macron.

Trudeau, por su parte, señaló que los líderes expresarían su descontento en un clima de cordialidad y manifestó optimismo sobre la cumbre de dos días en la ciudad canadiense de Charlevoix, en Quebec.

Un importante funcionario francés dijo a periodistas el miércoles que los jefes de Estado no presentarían a Trump ningún tipo de ultimátum en la reunión del G7.

 

Siguientes artículos

Premier League estará disponible en Reino Unido en Amazon Prime
Por

Los poseedores de una membresía Prime tendrán acceso además de los 20 partidos de la temporada sin costo adicional....