Reuters.- Las cuatro principales ligas deportivas de Estados Unidos podrían obtener 4,200 millones de dólares al año de las apuestas legales, la mayoría de ellos de forma indirecta por el aumento de la participación de los aficionados, según un sondeo de la industria de casinos que se divulgará el jueves.

De acuerdo a la encuesta vista por Reuters, la liga de fútbol americano (NFL por su sigla en inglés) es la que más ganaría, con un ingreso anual adicional que alcanzaría 2.330 millones de dólares. La MLB de béisbol, la NBA de baloncesto y la NHL de hockey se repartirían el resto.

El estudio realizado por la firma Nielsen Sports fue encargado por la Asociación de Apuestas de Estados Unidos (AGA por su sigla en inglés), que representa a la industria de casinos de Estados Unidos.

Los resultados podrían intensificar una larga disputa entre la industria de las apuestas y las ligas deportivas estadounidenses sobre la repartición de los ingresos.

PUBLICIDAD

Durante años, las ligas deportivas lucharon contra los esfuerzos de los estados de Estados Unidos por legalizar las apuestas deportivas, argumentando que esto podría llevar a un arreglo de partidos y a arruinar la integridad del deporte.

Pero en mayo, la Corte Suprema rechazó una prohibición federal contra las apuestas deportivas, allanando el camino para que cualquier estado legalice, regule e imponga impuestos a la actividad. Desde entonces, las ligas deportivas han buscado recoger una parte de las ganancias futuras.

La MLB, por ejemplo, ha dicho que quiere el 1 por ciento del dinero apostado. Pero legisladores de Nueva Jersey, el primer estado importante fuera de Nevada en echar a andar las apuestas deportivas, rechazaron de plano esa idea.

El sondeo de la AGA descubrió que 596 millones de dólares del aumento anual de los ingresos de las ligas provendría del gasto de los servicios de apuestas en publicidad televisiva, 267 millones de los acuerdos de patrocinio con la industria de las apuestas y 89 millones de ingresos por datos y videos.

Pero el resto provendría si más aficionados, atraídos por el atractivo de poder apostar, ven los partidos y van a los estadios. La mayor parte del aumento total, casi 3.300 millones de dólares, llegaría de esos ingresos indirectos, entre ellos derechos de medios de comunicación y una mayor venta de mercancías y boletos.

Solo para la NFL, los ingresos indirectos podrían crecer un 13,4 por ciento a 14.800 millones de dólares anuales, según el sondeo.

El sondeo, que tiene un margen de error de 3 puntos porcentuales, encuestó a más de 1.000 adultos aficionados a los deportes y a aquellos que se identificaron a sí mismos como apostadores en todo el país.

 

Siguientes artículos

Análisis de harina de Maseca halla maíz transgénico y el herbicida glifosato
Por

Una asociación de consumidores reportó que un análisis de harina Maseca encontró la presencia de maíz transgénico y glif...