Notimex.- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ajustó a la baja su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en 2019, al argumentar que eventos recientes de carácter transitorio restarán dinamismo a la actividad productiva.

El presidente del IMEF, Fernando López Macari, informó que para este año el organismo revisó a la baja su pronóstico de crecimiento de México de 1.7% a 1.5% para 2019, aunque para 2020 lo elevó de 1.85 a 1.95 por ciento.

Apuntó que eventos transitorios impactarán a la economía mexicana este año, como la falta transitoria de suministro de combustibles en 14 estados en enero y parte de febrero, la huelga de trabajadores en maquilladoras de Matamoros, Tamaulipas, y el bloqueo de vías ferroviarias en Michoacán.

Estos eventos tuvieron carácter transitorio, pero varias estimaciones coinciden en que se hayan perdido entre 0.30 y 0.40 puntos porcentuales en la tasa de crecimiento de este año, refirió en rueda de prensa.

PUBLICIDAD

El vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Mario Correa Martínez, estimó que este impacto representa entre 3,000 y 4,000 millones de dólares, es decir, entre 60,000 y 80,000 millones de pesos este año.

No obstante, dijo, también ha habido eventos positivos estos casi tres meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, como el compromiso de mantener finanzas públicas disciplinadas y la meta de un superávit primario de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), así como respetar la autonomía del Banco de México (Banxico).

“Todo ello ha ayudado a generar confianza, el problema es que del otro lado tenemos la incertidumbre que están produciendo todas estas cuestiones”, subrayó Correa Martínez en relación a los recientes eventos de carácter transitorio que ha enfrentado el país.

Además, los mercados financieros, inversionistas, analistas y calificadoras han mandado señales sobre Petróleos Mexicanos (Pemex) y el sector energético, al decir que las acciones que está tomando la nueva administración al respecto no van en la dirección hacia mayor productividad y rentabilidad de la empresa petrolera, lo que tendría impacto en la nota soberana de México, agregó.

Precisó que la calificación del país depende más del desempeño de las finanzas públicas, pues sí se empiezan a debilitar, hay déficits o los ingresos no crecen como se espera, “podría ser una de las razones para que las calificadoras empezaran a poner en perspectiva negativa a la calificación y más adelante, en un año o dos, vendría una baja”.

Ahora lee:

Tus habilidades valdrán más que tus estudios

 

Siguientes artículos

China no cambiará su ‘prudente’ política monetaria: primer ministro Li
Por

La especulación del mercado está aumentando respecto a si las autoridades tomarán medidas políticas más agresivas despué...