En México hemos estado hablando mucho sobre el comercio electrónico por más de 15 años. Pasamos por el uso de plataformas fuertes de inicio como Mercado Libre y hemos recibido con los brazos abiertos a Amazon, quien nos ha sorprendido con su solución logística bajo el esquema Prime. Ahora el siguiente paso es resolver que más negocios puedan realizar sus ventas sin fricción en México.

Si bien la Asociación Mexicana de Ventas Online ha compartido sus diez puntos para crecer el comercio electrónico diez veces en diez años, lo que tal vez faltó en sus puntos fuera la parte pedagógica. Aunque me parece bien que exista un detalle de puntos a atender, pero ahora hay que profesionalizar a quienes inician su negocio en línea o buscan llevar su negocio físico a una tienda en línea. Entre los diez puntos que mencionaron previo al anuncio del HotSale México, hay dos que me llaman especialmente la atención: “favorecer el desarrollo de un ecosistema de pagos sin fricción” y “trabajar por un ambiente de seguridad para los consumidores y los comercios.”

Estos puntos podrían sonar obvios, y en parte lo son, pero la realidad es que hay que entenderlos para atenderlos. Para esos dos puntos hay una solución principal que sería seleccionar una herramienta de prevención de fraude en línea. La decisión de una herramienta antifraude es clave, pero al mismo tiempo hay que saber que la selección, y en especial, la implementación de la que elijas puede quebrar el mismo negocio que quieres ofrecer en Internet.

Hay herramientas de prevención de fraude en línea, pero se tiene que ver que se integren de forma adecuada con las plataformas de comercio electrónico que vas a utilizar. Una muy conocida es Stripe o Shopify, pero hay otras como Opencart, Volusion, Magento, BigCommerce, Prestashop o WooCommerce. Una solución que va muy bien con todos estos es una plataforma nacida en Brasil y utilizada ampliamente en el mundo, llamada ClearSale.

La forma en la que el fraude en línea afecta a los usuarios es que muchas veces se cancelan los envíos por detecciones inadecuadas, haciendo la experiencia horrenda para quien sí quería comprar. Obviamente los más afectados son los negocios que no reciben el dinero de los productos enviados porque los dueños de las tarjetas de crédito no reconocen los cargos realizados a las mismas. Esto habla del principal fraude que se conoce como CNP o fraude en el que la tarjeta no se encuentra presente. En este caso se utilizan datos de número de tarjeta y se introducen en el sitio para hacer la compra.

Plataformas de seguridad antifraude como ClearSale utilizan un software que trabaja con algoritmos que corren con Machine Learning y se complementan con personal que corrobora las decisiones que se van tomando.  El tema del fraude local también se vuelve internacional, ya que muchas empresas quieren hacer negocios en México, pero por el nivel de fraude que existen en el país, que llega a hasta 20% de transacciones que se realizan, no ofrecen más soluciones a los mexicanos.

Estos fraudes hacen que la tasa de recargo sea tres veces mayor en México que el promedio mundial (2015) y las transacciones rechazadas son el doble del promedio global. Además de que obviamente más del 50% de las personas en México no cuentan con una cuenta de banco y de los que sí tenemos cuenta, más del 75% vivimos con el constante temor de que alguna transacción en línea robe nuestros datos bancarios.

Ante esto es claro que las empresas globales y las locales requieren apoyo, espero que tanto la AMVO y empresas como Google y Facebook, que siempre salen beneficiadas por el e-commerce, ayuden a los negocios grandes y pequeños a adoptar las mejores herramientas, a través de talleres o ayudando mismo a la programación de sitios considerando soluciones como ClearSale que va entrando a México con firmeza, Paypal cuya operación en México florece y Mercado Pago. Para operaciones de gente que no tiene cuenta bancaria me parece que el trabajo de Conekta ayudará mucho en este sector, también.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El conocimiento en empresas sin fines de lucro
Por

En la actualidad el gran reto es lograr que las organizaciones diseñen y formulen nuevos mecanismos que se encarguen de...