Las tragedias en el país han dejado una herencia: los grupos de Topos, entre ellos el llamado Grupo de Rescate Internacional 19 de septiembre (Topos Br19 Sep), que se fundó en 1985 y ha estado en 20 países para ayudar en emergencias.

“Lamentablemente, a un aniversario más de esa fecha, pasó una tragedia. Estuvimos colaborando con muchos otros grupos de rescate (en el sismo del 19 de septiembre de 2017), tuvimos la fortuna de rescatar vivas a 22 personas (en el edificio Álvaro Obregón 286)”, cuenta Carlos Fonseca, quien es parte de Topos Br19 Sep, tras las actividades a las afueras de dicho inmueble para recordar a las víctimas mortales de ese terremoto que sacudió el centro del país el año pasado.

Este grupo de rescate ayudó en las labores del edificio en el que se rentaban espacios para consultorios, clínicas y despachos, donde fallecieron más de 40 personas.  Familiares de las víctimas mortales pidieron a la Subsecretaría de Derechos Humanos una solución a la falta de transparencia en el rescate.

Te recomendamos: Crónica | Álvaro Obregón 286, el lugar donde los mexicanos se mantienen unidos

PUBLICIDAD

Recientemente, el Colectivo 19-S-17 rechazó la construcción de un memorial en dicho edificio, donde el día del terremoto se concentró parte de la ayuda internacional, con bomberos de la ciudad de Los Ángeles, rescatistas de Israel y México.

El grupo de Topos Br19 Sep, que visten trajes azules, se fundó por Juana Huitrón e Islas y el tenor Plácido Domingo, quienes juntaron a varios voluntarios para apoyar en el terremoto del 19 de septiembre de 1985.

“A partir de ello hemos atendido tragedias por la naturaleza y el hombre. Hace un año, en el inmueble de Álvaro Obregón 286 pudimos sacar a varias personas junto con otros grupos de rescate”, relata Carlos Fonseca.

El Grupo de Rescate Internacional 19 de septiembre ha colaborado en emergencias dentro de Costa Rica, República Dominicana, Haití, Turquía, Japón, en las Torres Gemelas en Nueva York y en otros lugares más.

“Nuestro mayor aprendizaje ha sido que siempre la sociedad civil, el ciudadano de a pie es el eslabón más importante. Hay muchas personas de uniformes con muchos colores que pertenecen a varias organizaciones, sin embargo, los primeros rescates de las personas que estaban atrapadas los hicieron los vecinos”, destacó

“Ellos (la sociedad civil) son los auténticos héroes, nosotros nos entrenamos para este tipo de cosas, pero ellos sin algún entrenamiento lo hicieron, por puro altruismo, eso tiene mucho valor”, agregó Fonseca.

Puedes leer: La IP, un jugador de peso que no deja de apoyar a víctimas de los sismos de 2017

 

Siguientes artículos

Casi 5% de los municipios serían Pueblos Mágicos al cierre del año
Por

La consultora EB Turismo no descarta que, pese a las críticas, se sumen nueve pueblos más a esta categoría antes de que...