El 19 de septiembre de 1985, la tierra cimbró y terminó con hospitales, casas y varios edificios en la Ciudad de México. Exactamente 32 años después, como si fuera una mala broma de la naturaleza, nuevamente el centro del país vivió uno de los terremotos más fuertes, que terminó con varias construcciones.

Entre ellas se encontraba el edificio Álvaro Obregón 286, donde este miércoles se realizaron actividades para recordar a las personas que fallecieron en esa construcción.

Entre guardias de honor, puños levantados para guardar un minuto de silencio y la alerta sísmica -como parte del mega simulacro en la Ciudad de México-, fue como rescatistas, vecinos y personas al paso recordaron a las víctimas fatales del terremoto.

Una barda que sostenía banderas, fotografías y globos fue escenario del simulacro en la CDMX, donde en punto de las 13:14:40 horas se guardó un minuto de silencio y a las 13:16:40 horas se activó la alerta sísmica.

PUBLICIDAD

Foto: Fernanda Celis.

A las afueras de lo que fue un edificio en el que se rentaban espacios para consultorios, clínicas y despachos, se instalaron algunos familiares de las víctimas, mientras que niños soltaron palomas blancas y grupos de rescate entonaron el Himno Nacional.

Diana Franco y Ernesto Hunnelli, vecinos de la colonia Roma -una de las más afectadas por el terremoto-, cuentan que el 19 de septiembre de 2017 no faltó ayuda por parte de los habitantes de la zona.

Gente que ofrecía una torta, “que sabía muy rica después de una larga jornada de ayuda”, así como vecinos que se ofrecían a barrer la zona y llevar cascos es lo que recuerda Diana, que durante las actividades de este miércoles frente al edificio Álvaro Obregón sostenía un letrero que decía: “¡Gracias por su solidaridad!”.

Foto: Fernanda Celis.

Lee también: Crónica | Así se recordó la tragedia del Colegio Rébsamen

Previo el simulacro, Rosario Navarrete, de la Fundación Cascos Blancos México, pidió a las autoridades regular los inmuebles que corren riesgos y tomar conciencia sobre los desastres que pueden ocasionar este tipo de fenómeno naturales.

Recientemente, el Colectivo 19-S-17 rechazó la construcción de un memorial en dicho edificio, donde el día del terremoto se concentró parte de la ayuda internacional, con bomberos de la ciudad de Los Ángeles, rescatistas de Israel y México.

Según datos de la Oficina Virtual de Información Económica CDMX (OVIE), la Zona Rosa fue la de mayor afectación económica, seguida por la Del Valle-Narvarte y Roma Norte, donde en conjunto se vieron afectados alrededor de 328 negocios.

En total, en la Ciudad de México se vieron afectados 2,603 negocios justo en zonas llenas de bares y restaurantes, de los cuales el 84% eran comercios individuales y 16% fueron de mercados públicos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Económico capitalino.

Foto: Fernanda Celis.

 

Siguientes artículos

Crónica | Así se recordó la tragedia del Colegio Rébsamen
Por

A un año del sismo que provocó el derrumbe de este plantel, en el que se registraron 26 muertos, los padres de familia y...