Movimiento Regeneración Nacional, el partido político que con apenas cuatro años de operación en 2018 obtuvo la mayoría de los puestos de elección popular que estaban en juego, podría “hundirse” en las elecciones intermedias de 2021 si no lleva a cabo cambios en los estatutos con los que fue creado y no renueva a sus dirigentes que tienen una visión “dinosáurica”, dijo uno de sus líderes y aspirante a dirigir a Morena.

Desde la perspectiva de Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a candidato en las elecciones internas de Morena, el desgaste del electorado con el partido que fundó Andrés Manuel López Obrador ya se hizo evidente en las elecciones locales de este año.

“Fueron tan malos los resultados que entregaron Bertha (Luján) y Yeidkol (Polevnsky) que perdimos tres millones de votos en las seis elecciones que hubieron. En Puebla ganamos de panzazo, porque ganó más votos el PAN que Morena, pero fue gracias a los votos del Partido Verde y del PT que se pudo ganar esa elección”, advierte Rojas Díaz Duran en entrevista con Forbes México.

Lee también: Morena debe ser herramienta de apoyo de la 4T: Bertha Luján

El senador suplente de Ricardo Monreal que en este momento cuenta con licencia, continua en la contienda interna de Morena luego de que el 22 de noviembre de este año Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó que le fueran restituidos sus derechos políticos del partido, luego de que su Comisión Nacional de Honestidad y Justicia decidio suspenderle estos derechos por un periodo de tres años.

Los argumentos que se presentaron en dicha comisión para sancionar a Rojas Díaz Durán fue que expresó ante medios de comunicación y a través de sus redes sociales el desacuerdo con las decisiones que se tomaron desde la dirigencia del partido.

Pero el aspirante a dirigir Morena no da paso atrás en sus señalamientos acerca de la forma en que los líderes de Morena están conduciendo el partido que retoman vicios políticos del pasado. 

“Tienen una visión sectaria de la política, facciosa, muy antidemocrática por eso quieren que sólo participen (en la contienda de elección interna) los fundadores hasta noviembre de 2017, pues nada más con ellos no ganamos la elección presidencial, no se dan cuenta que Morena es un movimiento que refleja el mosaico de la pluralidad ideológica de México”, señala. 

En agosto de este año, a través de una convocatoria, arrancó la contienda para elegir al dirigente del partido Pero este proceso, que culminaría el 23 y 24 de noviembre, se interrumpió el pasado 30 de octubre cuando el TEPJF ordenó dejar sin efectos el padrón que fue utilizado para llevar a cabo las elecciones distritales y la convocatoria de renovación de los órganos directivos y todos los actos derivados de la misma, así como a integrar al padrón a todos los afiliados que se hayan integrado al partido antes de noviembre de 2018. 

Yeidkol Polenvski, expresidenta nacional de Morena, fue una de las principales impulsoras de la re-afiliación de integrantes, quien también contiende por renovar su dirigencia al frente de este partido, pero Bertha Luján, otra de las aspirantes a dirigir el partido, señaló que la decisión del tribunal estuvo “amañada”. 

El primer partido moderno 

Para Rojas Díaz Duran resulta indispensable establecer las bases para la formación de un partido progresista y moderno, en el que se integren todas las visiones, después de todo, señala, en México hay integrantes de diversas corrientes de izquierda, centro y hasta de derecha. 

Yo le llamo el arca de Andrés, todos cabemos si nos organizamos. En Morena hay que entender que hay varias izquierdas, una izquierda de origen comunista, una izquierda democrática, otros progresistas, hay gente de centro político y hay gente de derecha como Poncho Romo, empresarios con compromisos sociales, una derecha con compromiso y vocación de servicio social que se han sumado a la Cuarta Transformación”, afirma. 

Para poder lograr esta unidad y visión de futuro en el partido la elección de los dirigentes es fundamental, señala Rojas. Y en ese sentido propone que se debe de construir “una Morena transversa, abierta a la sociedad y que sume todas las causas de nuestro tiempo”.

Morena tiene que ser ese espacio en el que convivamos todos de manera tolerante, incluyente, es decir, Morena es la casa de todos, eso es lo que quiero, porque la gente le dio la confianza a este movimiento y le dio un mandato generar la transformación de México”. 

Te puede interesar: Morena renunciará a 75% de su presupuesto, asegura Yeidckol Polevnsky

 

Siguientes artículos

AMLO
Popularidad de AMLO, en picada; cae 12 puntos su aprobación
Por

La gestión de López Obrador tenía una aprobación de 80%, pero a pocos días de cumplir un año en la silla presidencial és...