Por Chloe Sorvino

Aproximadamente 460 multimillonarios heredarán unos 2.1 billones de dólares —aproximadamente el equivalente del PIB de la India o el valor borrado de los mercados mundiales durante el pánico que precedió a la votación de Brexit— a sus herederos dentro de los próximos 20 años.

La cifra proviene de un informe sobre multmillonarios publicado por UBS/PwC. El informe denomina al inminente cambio “la mayor transferencia de riqueza en la historia” y señala el hecho de que será la primera vez que dicha cantidad de riqueza es transmitida de una generación a otra a la vez. Asia, en particular, entrará en un terreno desconocido. De acuerdo con el informe, será la primera gran transferencia de riqueza de multimillonarios para la mayoría de las economías asiáticas jóvenes, donde se estima que 85% de los multimillonarios forjaron sus propias fortunas.

“¿Están preparados? Ésa es la pregunta. En la región de Asia, ¿aprenderán las lecciones de los mercados más maduros en el mundo, y tendrán los aspectos culturales para conservarla?”, se cuestiona John Mathews, director de gestión del patrimonio privado y fortunas ultra altas de UBS Wealth Management Americas.

En total, UBS y PwC estiman que 40% de los multimillonarios a quienes hacen un seguimiento tienen más de 70 años y es probable que hereden su riqueza para 2040. Con 1.1 billones, Estados Unidos representa el 52% de ese patrimonio, seguido de Europa, con 600,000 millones de dólares (mdd) y Asia con 300,000 millones.

Lo que pueda ocurrir con ese dinero es motivo de cierta preocupación. “La riqueza puede ser muy fugaz. La planificación es absolutamente esencial. Cuando se pasa de generación en generación, eso se hace más difícil”, dice Mike Ryan, jefe de estrategias de inversión para actividades de gestión patrimonial para UBS EU. Como dice el famoso refrán, la primera generación crea la riqueza, la segunda la gasta y la tercera la destruye. Esta gigantesca transferencia inminente crea cientos de posibilidades para hacer estallar esas fortunas. Los herederos a menudo están más interesados en la filantropía o en perseguir sus propias pasiones personales que en la preservación de la empresa familiar o los fideicomisos.

Las dos firmas analizaron el ranking mundial anual de multimillonarios de Forbes y los datos internos de PwC para medir cómo los multimillonarios crearon, aumentaron o destruyeron su riqueza desde 1995, y los resultados muestran que más de dos tercios (70%) no sobreviven más allá de la primera generación y otra quinta es destruida por el final de la segunda generación. (UBS y PwC sólo se usaron datos de 14 de las principales regiones de todo el mundo, incluyendo EU, países europeos como Alemania, Reino Unido y Francia, así como los países asiáticos como China, Japón, Singapur y la India. En total, el análisis se enfocó en la riqueza de 1,400 multimillonarios a partir de 2015. Forbes estima que hay unos 1,800 billionaires –con fortunas de más de 1,000 mdd– en el mundo hoy en día).

El informe alentó a administradores de riqueza y multimillonarios a seguir el ejemplo de Europa, señalando que, aunque la región no ha sido líder en la creación de riqueza, ha hecho el mejor trabajo hasta el momento preservando la que tiene. En ese sentido, los resultados también señalan que más europeos también han optado por aferrarse a las empresas familiares, mientras que los estadounidenses han sido más propensos a venderlas y disponer del efectivo.

Por supuesto, UBS tiene mucho que ganar con estas predicciones. El principal banco suizo siempre hace hincapié en sus servicios de gestión de la riqueza, especialmente en EU, donde está casi la mitad de sus 2.1 billones de dólares en activos de clientes (casualmente la misma cantidad que será heredada en los próximos años) y donde Forbes estima que vive la mayoría de los multimillonarios que construyeron sus propias fortunas.

Para lograr su fin, el banco promociona sus servicios especializados dirigidos a clientes multimillonarios, como la creación de fideicomisos complejos y la educación de los herederos o cónyuges en la preservación de la riqueza desde el principio. Dada su marca y su historia en Suiza, a menudo considerada como un bastión de la abundancia de dinero, el banco cree que tiene una oportunidad. “Las familias exitosas tienen un firme enfoque familiar. La familia es muy importante, pero la forma en que gobiernan la empresa lo es más”, dice Mathews.

UBS dice que actualmente tiene una cuenta bancaria con uno de cada tres multimillonarios de todo el mundo. (Si bien la mayoría de los activos de los clientes de UBS están en EU, sus cuentas multimillonarias tienden a concentrarse más en Europa o Asia.) Otra forma en que está cortejando a sus clientes potenciales es ≥ posicionándose como la empresa que busca ayudar a hacer realidad los deseos filantrópicos de los multimillonarios.

UBS también afirma que después de los últimos 20 años de “creación de riqueza sin precedente”, los factores macroeconómicos como la deflación de los precios de los productos básicos y un dólar estadounidense fuerte detendrán el crecimiento en el futuro inmediato. Aun así, el informe dice que, por primera vez en una década, el promedio del patrimonio neto de los multimillonarios estadounidenses hechos a sí mismos es mayor que la riqueza promedio de sus pares que la heredaron en EU. Ello se basa en los cálculos de las fortunas de 2015 y en un análisis aún más reciente de la lista Forbes 400, publicado a principios de este mes, el cual muestra que para los estadounidenses más ricos, eso todavía es cierto: los multimillonarios estadounidenses que crearon sus propias empresas tenían un patrimonio neto promedio de 6,200 mdd, en comparación con los 5,700 mdd de aquellos que la heredaron.

 

Siguientes artículos

tipo-de-cambio-peso-dolar
El peso opera plano a la espera de los comentarios de la Fed
Por

Se muestra una menor aversión al riesgo en comparación con la jornada anterior; mientras que los inversionistas se manti...