Las muertes de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y el senador de la misma entidad, Rafael Moreno Valle, quien además fue líder de uno de los grupos más influyentes dentro y fuera del Partido Acción Nacional, dejan varios retos que serán relevantes en los próximos días y meses e, incluso, años. Más allá de las especulaciones sobre el accidente en que perdieron la vida, después de un proceso de elección muy conflictivo y con el rechazo explícito del presidente de la República a reunirse con la gobernadora después de la elección, es importante ubicar cuáles son dichos desafíos que diversos grupos tendrán que enfrentar.

  • El primero, es la designación de una o un gobernador interino por parte del congreso poblano, donde Morena tiene la mayoría. Aunque no es una regla escrita en el esquema mexicano, el partido que mantiene la gubernatura es quien podría proponer a dicho interino, como ha ocurrido en otras ocasiones en que ha sido necesario suplir a un ejecutivo estatal. La elección de dicho cargo, nos daría una clara señal sobre el humor de Morena con respecto al caso, pues si se designa al secretario de gobierno o alguien del PAN o PRD que fue la alianza ganadora, entonces la señal sería de cierto nivel de conciliación. Sin embargo, si se designa a alguien que tenga cercanía con Morena o, incluso, a quien no la tenga, entonces la señal sería de una intención clara de hacerse de ese espacio, para controlar la elección.
  • El segundo, en el corto plazo, es la designación de quien deba sustituir a Moreno Valle en la coordinación de la fracción parlamentaria del PAN en el senado. Si bien la pugna entre grupos internos después de la derrota de ese partido en la elección presidencial, llevó a la designación de Moreno Valle como el coordinador, también demostró la capacidad política que su grupo tenía, al lograr destituir al Damián Zepeda de dicho espacio al que él mismo se había prácticamente autodesignado. Pero también mostró, la fuerza que comenzaba a construir como grupo político para, en un segundo momento, controlar los espacios de decisión del PAN con miras a la designación de su próximo candidato presidencial.
  • El tercero, es la designación de un candidato a la gubernatura estatal para las nuevas elecciones que tendrán que llevarse a cabo en menos de cinco meses en la entidad. Sin la figura de Moreno Valle, los grupos que logró llevar a su alianza debían lealtad a la gobernadora y al senador, pero no necesariamente a cualquier otro actor político, por lo que habrá que ver la forma en que se logra configurar una alianza, que sea capaz de volver a derrotar a Morena, en una elección donde seguramente será Miguel Barbosa, otra vez el candidato de dicho partido.
  • El cuarto, y como resultado de lo anterior, la forma en que Moreno Valle intervino al PAN en Puebla, desdibujó al viejo PAN que logró ganar en otros momentos espacios importantes con respecto al PRI, por lo que la reconfiguración de dicho partido y sus liderazgos, pasa por un amplio proceso de reestructuración de su base política, lo que se ve muy complicado sin un actor que tenga la capacidad de recursos como para aglutinar nuevamente a una alianza en su derredor.
  • El quinto, gira en torno a la configuración de una candidatura presidencial panista, que sea vista como fuerte, ganadora y con recursos para 2024. Si bien Moreno Valle se perfilaba como dicho líder con capacidad para hacerse, ahora sí, de una candidatura presidencial, es claro que el principal desafío que tiene el PAN es generar precisamente a un líder como el fallecido Moreno Valle.
  • El sexto, y tal vez más complicado para el presidente de la República, es que si bien el accidente no es parte de su responsabilidad directa, si tiene implicaciones políticas importantes para su imagen, más aún por el encono que él mismo ha generado, por lo que un mal manejo puede convertirse en un conflicto político que marque el inicio de su sexenio.

 

Contacto:

Twitter: @aglopezm

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

En lo que queda del lago de Texcoco se reaviva la lucha contra el NAIM
Por

La desecación del Lago de Texcoco es una de las afectaciones más evidentes, pero con la construcción de esta terminal aé...