Notimex.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó este sábado a una “movilización de todas las potencias” para ayudar a sofocar los incendios que asolan la selva del Amazonas e invertir en la reforestación, en un discurso previo a la apertura oficial de la cumbre del G7 en Biarritz, suroeste del país.

“Debemos responder al llamado de los bosques (…), del Amazonas, nuestro bien común (…) y por lo tanto vamos a actuar”, declaró el jefe de Estado, en un discurso televisado de 10 minutos y pronunciado desde el faro de Biarritz.

“En el Amazonas vamos a lanzar no sólo un llamado, sino una movilización de todas las potencias presentes en Biarritz, en asociación con los países de la Amazonia, para luchar contra estos incendios e invertir en la reforestación”, agregó.

El jefe de Estado subrayó que Francia busca invertir en la reforestación e impulsar que pueblos autóctonos y organizaciones no gubernamentales desarrollen actividades adecuadas para “preservar ese tesoro de la biodiversidad”.

Lee también: Macron y Bolsonaro se enfrentan por incendios en el Amazonas

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ofreció ayuda financiera a Brasil para la lucha contra los incendios forestales en el Amazonas.

“La imagen de los bosques tropicales del Amazonas se ha convertido en un signo deprimente de nuestro tiempo. La UE está dispuesta a ofrecer ayuda financiera para la lucha contra los incendios”, señaló Tusk antes del inicio de la cumbre en Biarritz.

El tema de los incendios que arrasan desde hace unas semanas la Amazonia se coló en el último momento en la agenda de la cumbre del Grupo de los Siete países más industrializados del mundo (G7), que conforman Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, y Reino Unido, además de la Unión Europea, que tiene representación política.

Macron también hizo referencia al tema económco al señalar que las “tensiones comerciales son malas para todos” después que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, impuso más aranceles a China y amenazó con nuevos gravámenes al vino francés.

“Tengo dos objetivos: primero, convencer a todos nuestros socios de que las tensiones, especialmente las tensiones comerciales, son malas para todo el mundo. Necesitamos conseguir una forma de desescalada, es decir, estabilizar las cosas y evitar esta guerra comercial que se está extendiendo por todas partes”, dijo.

Consideró que la cumbre del G7 “es útil e importante, porque sin ella cada uno iría por su lado (…) Se espera de nosotros que sepamos coordinarnos y actuar juntos con utilidad”.

Como es costumbre, en la cumbre se discutirán todos los asuntos internacionales más importantes, como los riesgos de recesión económica, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las tensiones en el Golfo Pérsico, el asunto nuclear de Irán y las condiciones para la reintegración de Rusia al G7.

 

Siguientes artículos

Cumbre del G7 comienza en Biarritz entre tensiones y protestas
Por

Cientos de manifestantes se congregaron para protestar por la reunión de los líderes del G7 en Biarritz, Francia.