Si la tasa de empleo femenino en la OCDE coincidiera con la de Suecia, el PIB de este organismo podría aumentar en más de 6,000 millones de dólares, según el último índice Women in Work de PwC, que analiza el empoderamiento económico femenino en 33 países de la OCDE.

El reporte de PwC también recoge que cerrar la brecha salarial de género podría incrementar las ganancias de las mujeres en la OCDE en 2,000 mdd, un aumento del 21%.

“Para conseguir estos logros, las empresas y los gobiernos deben trabajar juntos para ayudar a que más mujeres trabajen y garantizar que exista una estructura salarial justa y equitativa. También es crucial que las mujeres tengan las oportunidades adecuadas para mejorar sus habilidades frente a la creciente automatización a medida que entramos inmersos en la Cuarta Revolución Industrial”, dijo Jing Teow, economista de PwC Reino Unido.

Te recomendamos: Análisis | Los otros compromisos que las empresas deben asumir con las mujeres

Entre 2017 y 2018, la OCDE continuó logrando ganancias incrementales para el empoderamiento económico femenino. Islandia y Suecia retuvieron las dos primeras posiciones por quinto año consecutivo, con Eslovenia en el tercer lugar.

República Checa experimentó la mayor mejora en su clasificación de todos los países de la OCDE, subiendo cuatro lugares (del 23 al 19), debido a mejoras pequeñas pero positivas en todos los indicadores del Índice. Estados Unidos experimentó un aumento modesto en su clasificación del puesto 22 en 2017 al puesto 20 en 2018.

“Aunque Reino Unido se desempeñó por encima de la media de la OCDE y es el segundo país, tras Canadá, cuando se compara con las otras economías del G7, su posición casi no ha variado desde el 2000, cuando se ubicó en la posición 17, a pesar de mejorar su desempeño en los cinco indicadores”, dice el estudio.

Estonia e Irlanda registraron la mayor caída en el ranking este año, ambas 4 posiciones, debido a la disminución de la tasa de empleo femenino a tiempo completo en Estonia y una ampliación de la brecha salarial de género en Irlanda.

En promedio en el G7, las mujeres representan solo el 30% de la fuerza laboral tecnológica, y aún menos mujeres ocupan los niveles más altos de las compañías tecnológicas.

Según el Índice de Women in Work de PwC, que se incluye en el estudio de este año, Canadá es el país con mejor desempeño dentro del G7 en términos de representación e igualdad de género en el sector tecnológico, con Francia en segundo lugar y Estados Unidos en tercer lugar.

El Reino Unido ocupa el quinto lugar del G7 en este listado. Su desempeño deficiente se debe a al deterioro en el promedio en todos los indicadores, excepto la participación de mujeres en las juntas directivas en el sector de tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT).

+Popular: Comisiones del Senado aprueban el uso lúdico de la mariguana

 

Siguientes artículos

Proyectos industria inmobiliaria
Certificarán los mismos conocimientos laborales en México, EU y Canadá
Por

El director del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales explicó que también colabora...