Notimex.- Los duques de Sussex, Meghan y Harry, pondrán fin definitivamente a sus actividades con la familia real el próximo 31 de marzo, así lo anunció en estas horas la portavoz de la pareja británica a medios de comunicación.

The Guardian informó que para esa fecha Meghan y Harry dejarán de representar a la reina Isabel II de Reino Unido y ya no dependerán económicamente de la Corona británica.

Su última aparición pública como miembros de la realeza será el próximo nueve de marzo en el evento solemne del Día de la Commonwealth, el cual tendrá lugar en la abadía londinense de Westminster y conmemora los vínculos de Reino Unido con los 53 países que integran la Mancomunidad de Naciones.

La celebración de la Commonwealth es uno de los eventos públicos más importantes de la agenda real y comúnmente cuenta con la asistencia del príncipe Carlos de Gales, la duquesa Camila de Cornualles y la pareja real de Cambridge conformada por el príncipe Guillermo y la duquesa Catalina.

La pareja continuará con sus actividades de recaudación de fondos y de respaldo a causas sociales como lo ha hecho hasta el momento en cuanto a la Commonwealth y la promoción de la salud mental, entre otros apoyos que ha brindado a distintas fundaciones en Londres y el resto del mundo.

La vocera de Meghan y Harry destacó que la pareja espera iniciar su vida lejos de los deberes reales en Norteamérica. Según informaron medios británicos, la pareja ha alquilado una mansión en Vancouver, Canadá, tras el anuncio de su salida de la Corona y viajaron en los últimos días a Estados Unidos para asistir a eventos de caridad.

The Guardian informó que el “Megxit”, como los medios de comunicación británicos denominaron a este suceso histórico, será oficial el mismo día en que concluye el año fiscal, aunque la Corona revisará los resultados de los arreglos realizados después de 12 meses.

A pesar de su alejamiento de la familia real, la pareja conservará sus títulos oficiales debido a que el príncipe Harry aún es el segundo hijo del heredero al trono y nieto de la reina, lo que lo convierte en el sexto en la línea al trono.

Los duques de Sussex anunciaron a principios del año su distanciamiento de la Corona, así como su intención de lograr la autosuficiencia económica y refrendaron su apoyo a la reina Isabel II.

Marca real

Por su parte, ademas del anuncio, la familia real británica está en discusiones con el príncipe Harry y su esposa Meghan sobre el uso de la palabra “real” en su denominación, después de que la pareja abandonó de forma abrupta sus obligaciones monárquicas.

Harry, nieto de la reina Isabel, y Meghan, duquesa de Sussex, de acuerdo a Reuters, acordaron el mes pasado con la monarca que no trabajarían más en el marco de la realeza tras su inesperado anuncio de que querían “comenzar a trabajar progresivamente en un nuevo rol” con el que esperan poder autofinanciarse.

“Como el duque y la duquesa de Sussex están dejando de ser altos miembros de la familia real y trabajarán en pos de una independencia financiera, el uso de la palabra ‘real’, en este contexto, debe ser revisado“, dijo una fuente de la realeza.

“Las discusiones siguen aún”, agregó la fuente.

Harry y Meghan usan de manera habitual el título “Sussex Royal”.

Su sitio web se llama sussexroyal.com y solicitaron la marca registrada de las denominaciones Sussex Royal y Sussex Royal Foundation para ser usadas en libros, material de papelería, ropa como pijamas y calcetines, campañas caritativas e iniciativas de entrenamiento, deporte y cuidado social.

“Como parte del proceso de transición del duque y la duquesa de Sussex hacia su nuevo capítulo, hace tiempo que están en marcha los planes para el lanzamiento de su nueva organización sin ánimos de lucro. Los detalles serán compartidos en el momento adecuado”, afirmó la fuente.

Harry ha hablado de la tristeza que le produce abandonar sus obligaciones reales en el acuerdo que alcanzó con la reina, asegurando que no hay otra opción si tanto él como su esposa Meghan buscan un futuro independiente lejos de la asfixiante intrusión de los medios.

Según el acuerdo, Harry seguirá siendo príncipe y la pareja mantendrá sus títulos como duques de Sussex ahora que empiezan una nueva vida dividida entre Reino Unido y Canadá, donde pasarán la mayor parte del tiempo.

 

Siguientes artículos

migracion Reino Unido
Reino Unido presume fin de la ‘mano de obra barata europea’; restringirá migración
Por

La preocupación por el impacto de los altos niveles de migración procedentes de la Unión Europea fue uno de los principa...