Todo mundo empieza a hablar del metaverso. Mark Zuckerberg, dueño de Meta, asegura que el metaverso cambiará para siempre el internet que hoy conocemos. Otros afirman que será nuestra transición definitiva del plano físico al virtual. Aún es pronto para saber con exactitud la forma que tomará el metaverso, o el universo de metaversos, pero pocos, sobre todo las marcas, se quieren quedar fuera de él. Incluso Apple prepara su portal hacia este mundo virtual.

Un informe de la EAE Bussines School indica que solo en Europa se pronostica que el mercado de realidad virtual y realidad aumentada alcanzará los 44,500 millones de euros para 2026. El potencial económico del metaverso es patente. El grupo textil español Inditex anunció una colección de moda exclusiva para el metaverso. Pero también han entrado marcas como Gucci, Ralph Lauren, Christian Louboutin, Balenciaga, Adidas o Nike.

Santiago Naranjo, chief revenue officer de VTEX, dijo en una entrevista con Forbes México que hablar de metaverso y criptomonedas se ha vuelto un tópico y tiene algo de marketing. “Todo mundo quiere creer que si habla de cripto va a tener un headline, lo mismo pasa con metaverso. Si le preguntas a un estratega de marketing (te recomendará) hablemos del metaverso. No quiere decir que no creo en los metaversos, pero todo tiene un proceso”, comentó.

Lee también:
Este profesor de NY cree que Apple se impondrá a Meta en el metaverso ¿por qué?

Scott Galloway, tecnólogo y profesor de marketing en la Escuela de Negocios Leonard Stern de la Universidad de Nueva York, tiene una versión particular del metaverso: será menos como la película de “Ready Player One” y más como la de “Her”, consideró en una charla en la que participó Forbes México en Sao Paulo. Para él, hoy existe un universo de metaverso: desde Twitter, Fortnite o World of Warcraft hasta la propia AppStore de Apple.

El metaverso plantea conjuntar el plano físico con el digital a través de realidad virtual, la realidad aumentada y la inteligencia artificial, aunque no son las únicas tecnologías. Busca pasar del internet 2D que hoy tenemos a uno 3D e inmersivo. ¿Dejaremos el plano físico para adentrarnos en definitiva al virtual? No es tanto así coincide con Galloway el diseñador y tecnólogo hondureño Carlos Mats, quien actualmente desarrolla una plataforma de productividad para el metaverso.

En una charla con Forbes México cuenta que “la forma más rápida de entender el metaverso es un internet 3D e inmersivo. Imagínate que el internet es un mundo virtual en el que uno está adentro y puede ver alrededor, es inmersivo, estamos inmersos en este mundo de datos. Es la siguiente integración del internet. Es un mundo virtual que por definición es la suma de todos los mundos virtuales existentes, así como el internet es la suma de todas las experiencias web que tenemos”.

Más información:
Zuckerberg muestra cómo construye su metaverso con inteligencia artificial

Suena a que la realidad física quedará obsoleta y el plano virtual lo será todo, pero no es así. Mats −quien actualmente reside en Sillicon Valley trabajando en el desarrollo de IKA (Inteligencia Kinética Artificial) una plataforma de productividad laboral para el metaverso− se explica: “realidad base es 0% inmersiva; en el otro extremo está la realidad virtual, que te bloquea la realidad base y estás completamente inmerso. En medio está la realidad aumentada”.

“La realidad aumentada es una mejora de la realidad base. Yo le estoy apostando a que la aplicación más grande del metaverso va a ser la realidad aumentada porque básicamente te hace tu realidad base mucho más interactiva”, apunta y pone un ejemplo: imaginemos que con unas gafas de realidad aumentada miramos un volcán y en tiempo real podemos ver una simulación de una erupción y cómo fluye la lava, al mismo tiempo que datos científicos sobre ese hecho.

“Eso puede ser educativo. Enseñar a los niños sobre dinosaurios y de repente ver un brontosaurio a tu lado, y estás en la realidad base, con tus compañeros, con tu profesor”, sin estar inmerso 100% en el mundo virtual, explica y redondea la idea: “la realidad base va a ser mucho más impresionante porque vas a conocer más acerca de ella. La realidad física no va a ser obsoleta, sino que va a ser mejorada y mucho más divertida” con el metaverso y la realidad aumentada.

Te recomendamos:
Te guste o no, la realidad aumentada y virtual será la tecnología dominante de los próximos 50 años

Carlos Mats en su visita a la CDMX. Foto: Israel Zamarrón

Metaverso, un nuevo iPhone moment

Para navegar por internet necesitamos un portal: un teléfono inteligente, una tableta, una computadora, una consola de videojuegos, un televisor. Para entrar al metaverso requeriremos también un portal. En 2014, Meta –que entonces se llamaba Facebook– compró la empresa de tecnología de realidad virtual Oculus por 2,000 millones de dólares. “El móvil es la plataforma de hoy y ahora nos preparamos para las plataformas de mañana”, dijo en aquella ocasión Zuckerberg.

Oculus es el portal de Meta para entrar al metaverso. El tecnólogo Scott Galloway cree que es un portal obsoleto que incluso genera mareos en los usuarios y por ello considera que la empresa de Zuckerberg fracasará en el metaverso. Por el contrario, cree que las gafas de realidad aumentada que trabaja Apple y cuya fecha de lanzamiento es aún desconocida, tendrán un mejor desempeño en el metaverso, pues además se podrán vincular con otros wearables como los AirPods.

Carlos Mats señala que los portales hacia el metaverso son como los primeros teléfonos celulares: grandes y poco eficientes. “Todavía tenemos lentes gruesos (como Oculus), es como si utilizaras los celulares Motorola de los 80. Estamos en esa era, es como si tuviéramos un ladrillo en nuestras caras, pero eventualmente vamos a tener lentes pequeños, serán los iPhone de la realidad aumentada”. Y en esa carrera, coincide Mats con Galloway, Apple tiene las de ganar.

IKA, la plataforma de productividad laboral desarrollada por Mats. Foto: Israel Zamarrón

“Nadie sabe a ciencia cierta cuándo Apple va a sacar sus gafas de realidad aumentada, pero sí sabemos que lo están trabajando. Apple va a entrar en la carrera de hardware de realidad virtual y aumentada, porque ya tiene su software de Arkit que es genial, y todo mundo sabe lo que pasa cuando Apple entra en el juego, todo se mueve para esa dirección. Vamos a tener otro iPhone moment”, suelta Mats.

No te pierdas:
Pentágono pagará 22,000 mdd a Microsoft por su realidad aumentada

“Para la mitad de la década vamos a estar viendo cosas bastante impresionantes, para el final de la década ya vamos a sentir que estamos transicionando a interfaces inmersivas y para 2030 ya vamos a estar bastante inmersos”, pronostica Mats no sin cierta emoción. Pero este emprendedor que promueve la alfabetización tecnológica (“la educación tecnológica es pilar para la autorrealización”, dice) es consciente que el metaverso podría generar brechas digitales.

“Las transiciones tecnológicas y los avances civilizatorios son desordenados, difíciles. Todas las transformaciones duelen, siempre hay fricción. En la transición que tuvimos de la nada a la digitalización una gran parte de la población no tuvo acceso a computadoras”. En esa nueva transformación del internet, remarca, serán las personas con mayor poder adquisitivo las que desarrollen y adquieren la tecnología necesaria, pero eventualmente se democratizará.

“La tecnología va avanzando y se va haciendo mucho más accesible y asequible para el resto de la población. Pero siempre son las personas con más poder adquisitivo las que, o crean esa tecnología o que tienen acceso a ella. Siempre ha pasado así.  En partes de África nunca tuvieron línea fija, pero llegaron los teléfonos móviles, se saltaron esa tecnología. El futuro ya está aquí, pero desigualmente distribuido”, cierra Mats citando al padre del cyberpunk William, Gibson.

Y a manera de epílogo subraya que entrar al metaverso será eventualmente obligado para toda la población. “De la misma forma que tuvimos esa transición de empresas tradicionales a cuando apareció el internet, que todo mundo tuvo que tener una página web, tener ecommerce, esa transición es la misma que estamos viendo, de la web 2.0 a interfaces inmersivas. Vivimos en un mundo puramente tecnológico, no hay nada que la tecnología no toque. Es como estar en una civilización que utiliza el lenguaje y decidas no aprender a hablar. Es lo mismo”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Elon Musk Twitter
El mayor interés de Elon Musk en Twitter no es comercial, ¿para qué lo quiere?
Por

Elon Musk sigue con Twitter un camino similar al de otros multimillonarios que han comprado plataformas de comunicación....