En la evolución del Capital Humano de 195 países desde 1990, México ocupa la posición 104 a nivel mundial por sus inversiones en educación y salud, según el primer estudio científico que clasifica a los países por sus niveles de capital humano que abarca hasta 2016.

El país se situó justo detrás de Perú (en el puesto 103) y por delante de Turkmenistan (en el puesto 105). Los Estados Unidos se ubicaron 27, mientras que Brasil ocupó el lugar 71, según el Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por su sigla en inglés) de la Universidad de Washington.

Lee también: Tendencias de capital humano 2018 en México

“Nuestras conclusiones muestran una relación –entre las inversiones en educación y en salud, y la mejora del capital humano y del PBI– que los responsables políticos ignoran a propio riesgo”, señala Christopher Murray, director del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por su sigla en inglés) de la Universidad de Washington.

PUBLICIDAD

A medida que la economía mundial se hace más dependiente de la tecnología digital, desde la agricultura hasta la manufactura y el sector de los servicios, el capital humano se vuelve cada vez más importante para estimular las economías locales y nacionales.

La ubicación de México en el puesto 104 (según cifras de 2016) representa una caída de su clasificación en el puesto 87 que ubicaba en 1990.

En general, los mexicanos tuvieron 42 de los posibles 45 años de vida entre los 20 y 64 años; un logro educativo esperado de 10 años de un máximo posible de 18 años en la escuela; un puntaje de aprendizaje de 72 y un puntaje de salud funcional de 81, ambos de un máximo de 100, según señala el estudio.

El aprendizaje se basa en puntajes promedio de estudiantes en pruebas comparables internacionalmente. Los componentes medidos en el puntaje de salud funcional incluyen retraso en el crecimiento, emaciación, anemia, impedimentos cognitivos, pérdida de audición y visión y enfermedades infecciosas como VIH/SIDA, malaria y tuberculosis.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong-Kim ha declarado que medir y clasificar a los países según su capital humano permitirá realizar comparaciones a lo largo del tiempo, lo que brindará a los gobiernos e inversores una visión sobre dónde se necesitan inversiones críticas para mejorar la salud y la educación. El año pasado, le pidió al IHME que desarrollara tal medida.

“Medir y clasificar a los países según su nivel de capital humano es fundamental para centrar la atención de los gobiernos en invertir en su propia gente”, dijo Kim. “Este estudio del IHME es una contribución importante a la medición del capital humano a través de los países y el tiempo”.

El estudio, “Medición del capital humano: un análisis sistemático de 195 países y territorios, 1990-2016”, fue publicado en la revista médica internacional The Lancet. Se basa en un análisis sistemático de una amplia gama de datos de numerosas fuentes, incluidas agencias gubernamentales, escuelas y sistemas sanitarios.

Según el estudio, Finlandia encabeza la lista de clasificación. El mayor aumento de capital humano entre 1990 y 2016 corresponde a Turquía; países asiáticos como China, Tailandia, Singapur y Vietnam muestran una mejora notable; y dentro de América Latina, se destaca Brasil. Todos estos países tuvieron un crecimiento económico más rápido que otros países semejantes con menos aumento de capital humano durante el mismo período.

Asimismo, Guinea Ecuatorial fue el país de África Subsahariana con mayor crecimiento de capital humano. Algunas de las mejoras más rápidas se presentaron en países del Medio Oriente, como Arabia Saudita y Kuwait.

Durante los últimos veinticinco años, ciertos países que empezaron ocupando los primeros puestos mostraron un progreso limitado en el desarrollo de su capital humano. Estados Unidos estaba en el sexto lugar de la clasificación en 1990, pero descendió al 27o debido, en parte, a la escasa mejora de su sistema educativo, que pasó de 13 a 12 años durante ese período.

“La baja inversión en la población puede estar provocada por una falta de atención política a los niveles de capital humano», dice Murray. «En la actualidad, no existe un informe regular y comparable sobre capital humano que incluya a todos los países”.

En la próxima generación, un informe así –como herramienta para medir las inversiones en salud y en educación– hará que los líderes se responsabilicen frente a sus electores.

Gobierno de AMLO heredará economía resistente: González Anaya

 

Siguientes artículos

Canadá no está haciendo las concesiones necesarias para acuerdo, acusa EU
Por

El gobierno de Trump comenzó a aumentar la presión sobre Canadá, instándola a concluir un pacto para el domingo o enfren...