Notimex.- El embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, expresó hoy su confianza de que se tendrá pronto una solución para eliminar los aranceles al acero y al aluminio impuestos por Estados Unidos desde junio pasado.

El embajador dijo que en un plazo de tan sólo nueve días, para cuando se firme el nuevo acuerdo comercial Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), en el marco de la reunión del G20 en Buenos Aires, Argentina, “tendremos una solución (…) o un asunto muy claro de dónde provendrá la solución”.

En junio pasado, la administración del presidente Donald Trump impuso aranceles de un 25 por ciento a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México y Canadá, argumentando razones de seguridad nacional.

México respondió a la medida imponiendo también aranceles a importaciones de embutidos, chuletas de cerdo y salchichas, así como a productos agrícolas tales como manzanas, uvas, arándanos y quesos, entre otros.

PUBLICIDAD

México espera que EU comience a remover aranceles con firma del T-MEC

Gutiérrez participó junto con el exembajador de Estados Unidos en México, Earl Anthony Wayne, en una conversación sobre el estado actual y futuro de las relaciones entre ambos países, que fue organizada por el Instituto Brookings.

La moderación corrió a cargo de las especialistas en política exterior de dicho organismo, Mireya Solís y Vanda Felbab-Brown.

En la plática, el embajador mexicano aseguró que el nuevo acuerdo comercial trilateral, “tiene muy buena posibilidad” de ser ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

“No es una certeza (…) pero tiene una muy buena posibilidad de pasar”, sostuvo Gutiérrez, al considerar la nueva composición del Congreso estadunidense tras los resultados de las elecciones del pasado 6 de noviembre que dejó a la Cámara de Representantes con una mayoría demócrata.

Gutiérrez reconoció que el representante estadunidense en las negociaciones del T-MEC, Robert Lighthizer, “siempre tuvo claro en su mente el construir un acuerdo que no solo fuera firmado por los ejecutivos, sino también por las legislaturas. Creo que logramos eso”.

Explicó que el nuevo acuerdo atiende las preocupaciones sobre las condiciones laborales en México expresada por algunos sectores sindicales y del Partido Demócrata en Estados Unidos

En el texto del acuerdo, indicó se tiene medidas para mejorar los estándares laborales y la independencia de los sindicatos en México. También, dijo, “logramos atender algunos de las preocupaciones de los republicanos, como la denominada cláusula Sunset y los derechos a la propiedad intelectual”.

Señaló que el equilibro alcanzado en el acuerdo lo hace factible de ser aprobado por las legislaturas de los respectivos países.

Gutiérrez destacó el hecho de que del lado mexicano, el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador formó parte de las discusiones del acuerdo comercial.

“Nunca nos hubiéramos imaginado que estaríamos lado a lado” y ese hecho, enfatizó, revela que “el próximo gobierno está consciente que esto es importante” por lo que tiene una oportunidad en el Senado en México.

Por su parte, el exembajador Wayne dijo que aun cuando en el Congreso de Estados Unidos “vamos a ver objeciones” a la ratificación del T-MEC, su aprobación no será solo un voto de los méritos del acuerdo comercial, sino del impacto que este tiene en la vida de millones de estadunidenses.

Wayne dijo que los demócratas contemplarán en su posible voto por la ratificación del acuerdo, “la fuerza que conduce esto” en el número de empleos que impacta.

 

Siguientes artículos

México simplifica permisos industriales de gas y electricidad
Por

Los nuevos criterios reducen de 90 a 30 días los procesos para actualizar proyectos autorizados.