Ni fantasmas ni fantasías, para comprender el potencial de México es necesario reconocer las ventajas y los logros de la nación pero también evaluar sus fracturas con el objetivo de neutralizarlas, afirma Julio Millán, el prestigiado consultor de empresas y observador del sistema político mexicano. Millán conversó con Forbes México para el especial digital Empresarios en Campaña.

Julio Millán, un empresario con una trayectoria de más de cuatro décadas, fundador de Consultores Internacionales, es un férreo creyente de la importancia de generar  una visión de país para aprovechar su “enorme potencial”, que no sólo se basa en un territorio privilegiado sino en su cultura, la historia milenaria y su población conformada en gran medida por jóvenes.

El pionero en la apertura de relaciones comerciales con países como Japón, recibe a Forbes México en la estancia de su oficina ubicada en la Colonia del Valle. En este espacio es fácil percatarse del orgullo por el México que pregona,  así lo deja ver una escultura de gran tamaño de la águila real devorando una serpiente, sus diplomas de las licenciaturas de Economía y Diplomacia que cursó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y una pequeña estatua de Tlacaélel.

“¿Sabes quién es?”, cuestiona Millán mientras posa afable para la cámara de Forbes.

PUBLICIDAD

“Es el Premio Nacional Tlacaélel de Consultoría Económica, lo instituimos en 1978 para reconocer los trabajos de titulación de las licenciaturas de Economía de las universidades del país y con el objetivo de que se titulen más egresados pero también para elevar la calidad de las tesis. Hemos premiado a estudiantes que hoy dirigen el rumbo económico del país, (Agustín) Cárstens fue uno de ellos”.

Es probable que la importancia de la figura de Tlacaélel haya moldeado la visión de Millán, al “Azteca entre los Aztecas”, se le atribuye la gloria del Imperio conformado en el centro de lo que hoy es México,  fue el consejero supremo de cinco emperadores, promotor de la Confederación entre los pueblos del Anáhuac y creador de la concepción guerrera de los aztecas.

Cuando el sector privado hace política

La visión de pesimismo permea en el país

Al hacer una evaluación de la situación actual del país, Millán apunta que permea una actitud de división y pesimismo.

“Nos han nublado la visión de la grandeza de nuestro país, porque nosotros cuando nos revisamos lo que somos ni siquiera podemos creer lo mucho que hemos logrado, pese a que en el exterior nos reconocen y mucho.

“Estamos en momento de oscurantismo en donde la impunidad, la corrupción, el odio de clases está generando una distorsión de nuestro verdadero valor y esto es lo que nosotros debemos de buscar, o sea reconocernos”, apunta Millán.

Por ello no vacila en mencionar una serie de datos que tiene escritos en una hoja de papel.  Por ejemplo, señala que México se encuentra en la lista de los 10 países con más patentes registradas, entre los primeros 20 con mayor Inversión Extranjera Directa, ocupa la posición 12 en el Índice de Atractivo-País de Energía Renovables que pública la Firma Ernst & Young y se encuentra entre las 25 naciones con mayor índice de automatización industrial”.

Aunque estos datos duros pocas veces son mencionados en los medios de comunicación, por funcionarios públicos e incluso resultan desconocidos para los mexicanos, es importante tenerlos en la mira.

Y no se trata de ignorar las desventajas que existen en el país, insiste Milán, sino identificarlas, trabajar en ellas y neutralizarlas.

Por ello, afirma, es urgente atender  y poner especial énfasis en atacar los elementos de la delincuencia, evitar que continúe la penetración del odio y el interés individual, procurar una distribución de la riqueza más equitativa y no demorar más en generar un plan de nación de largo plazo.

“México se ha convertido en un centro de lucha de poderes malos”, reconoce.

Pero insiste en recordar las ventajas, entre ellas: el país tiene una población joven con un nivel de educación intermedio; una las la “áreas geográficas y geopolíticas más importantes”; y una cultura milenaria.

También se ha logrado crear instituciones sólidas –públicas, privadas y de la sociedad civil- que conforman el andamiaje del país; y se cuenta con una historia de relaciones internacionales que identifica al país como una nación de paz.

Desde su perspectiva uno de los sectores que arriesga y da un voto de confianza en el país para después apoyar en su crecimiento es el sector empresarial, pero este no podría desarrollarse sin un gobierno que apoye el desarrollo y una sociedad dispuesta a trabajar.

“El sector empresarial es un dinamo de la actividad económica, porque es el que arriesga todo sus recursos, el que pone el proceso de tecnología, junto con esto debe de tener un gobierno que acompañe el desarrollo, que evite privilegiar los intereses personales y de tipo político”.

No necesitamos ser salvados

Durante el proceso político que se vive actualmente y en el que se está por definir a las personas que gobiernen el país es necesario evitar visiones como de que la patria tiene que ser rescatada.

Empresarios y poder político, una relación histórica y cambiante

“No es así, nosotros tenemos que definir a los que nos gobiernan y a los que les pagamos su sueldo, nosotros pagamos su sueldo, pagamos todo lo que hacen y lo que tienen que hacer es armonizar lo positivo y neutralizar lo negativo por eso les pagamos”.

Apunta que, en gran medida, los actores políticos se han empeñado en presentar un discurso enfocado en el pasado y los negativos del país.

Pero pese a la insistencia de este discurso, los mexicanos deben de ir a votar el próximo 1 de julio con una visión de que pase lo que pase “el país continuará por el camino del éxito”, sentencia Millán.

 

Siguientes artículos

AMLO lidera contienda con ventaja de 19 puntos: encuesta de Ipsos
Por

López Obrador obtuvo el 43% de las preferencias electorales; en segundo lugar, se colocó Anaya, con 24%.