La firma de arquitectura Rogers Stirk Harbor+Partners ha diseñado una estructura tan misteriosa como la naturaleza del trabajo de espía para el nuevo Museo Internacional de Espías que acaba de abrirse en L’Enfant Plaza en Washington, DC.

En el edificio se brindarán exhibiciones emocionantes sobre las famosas misiones de la CIA y el espionaje ruso, entre otros.

El socio principal de la firma, Richard Rogers, también diseñó el famoso Centro Pompidou de 1977 desde adentro hacia afuera. Fiel a su significado, el museo está construido de una manera que es visible desde lejos pero llena de vistas ocultas cuanto más cerca se mira.

Los soportes verticales rojos en un prisma trapezoidal deformado hacen una declaración desde lejos, permitiendo que el edificio sea visible desde la distancia, según Architectural Digest.

Fachada de aluminio

A medida que se mira más de cerca, la fachada de aluminio plegada se revela parcialmente llena de aberturas, dando un vistazo a una escalera flotante con vigas de soporte de color verde lima que le dan al museo un aspecto futurista.

La caja de eventos en el piso superior del edificio también ofrece impresionantes vistas de 360 ​​grados, lo que permite a los visitantes conocer la ciudad.

También te puede interesar: Iberdrola confirmó inversión de hasta 5,000 mdd durante gestión AMLO

El museo de vidrio y acero de 140,000 pies cuadrados está deliberadamente pensado para inclinarse hacia el exterior para hacer sentir primero su poderosa presencia, antes de desvelar lentamente las sorpresas internas. Los visitantes también pueden disfrutar de un espacio en el piso dos veces más grande que el museo original en Penn Quarter.

Para planificar una visita, haga clic en el sitio oficial del Museo de espías aquí.

 

Siguientes artículos

Tampoco habrá clases en todas las instalaciones de la UNAM
Por

La suspensión de actividades se debió a las condiciones atmosféricas adversas y al hecho que no se dispersan los contami...