Los bancos de México y Paraguay destacan en la región con un panorama positivo para 2024 gracias a condiciones operativas beneficiosas, dijeron el miércoles analistas de la agencia crediticia Moody’s, que revisaron las perspectivas para los prestamistas de los principales mercados latinoamericanos.

Entre diez mercados bancarios de la región, Moody’s tiene siete panoramas estables y dos positivos, mientras que los desequilibrios económicos en Argentina llevaron a la firma a tener una perspectiva negativa para su sector.

La evaluación se da pese al complejo panorama para los bancos a nivel global, en un contexto de menor crecimiento económico y el clima de tasas de interés aún altas durante este año en Estados Unidos y Europa.

“Esperamos que la rentabilidad de los bancos en México se beneficie por las condiciones creadas por el nearshoring y menores costos de financiamiento”, dijo Felipe Carvallo, analista para el sector de Moody’s, en un webcast para el mercado.

El impacto positivo del nearshoring, o acercamiento de inversiones de las empresas a los mercados cercanos de interés, empezará a percibirse más adelante en el año en la banca comercial de México y en algunos mercados de Centroamérica, como Costa Rica, dijo la firma crediticia.

Te puede interesar: Nearshoring mete a México en el top 25 de mayor inversión extranjera

Moody’s destaca a bancos de México y Paraguay

En el cono sur, la evaluación consideró a la banca de Chile como bien posicionada para una mejoría de su calidad de créditos tras el deterioro visto desde inicios de 2022. La perspectiva permanece estable, pero Moody’s espera una mayor demanda de préstamos y mejor capacidad de los hogares para cumplir con el pago de deudas.

Los bancos de Perú y Colombia, en tanto, se perfilan con un panorama estable tras los débiles escenarios macroeconómicos del 2023, con tasas de inflación aún altas pero que irán decreciendo.

En cuanto a Brasil, la agencia consideró que los prestamistas tendrán en general condiciones positivas a pesar de la esperada desaceleración de la mayor economía regional. El escenario durante el 2024 se presenta más benigno por una menor expectativa de morosidad que ayudará a que la rentabilidad permanezca estable, dijo.

El único panorama negativo para los sistemas bancarios de la región fue para Argentina, donde Moody’s consideró que la elevada exposición de los prestamistas a la deuda gubernamental está afectando los riesgos para sus activos.

Argentina atraviesa por una profunda recesión con hiperinflación que deja poco espacio a los bancos para maniobrar y mejorar rentabilidades, agregó la agencia.

Con información de Reuters.

Poco texto y gran información en nuestro X, ¡síguenos!  

 

Siguientes artículos

BIS busca evaluar efectos de tokenización en el sistema monetario
Por

El BIS pretende analizar cómo los depósitos tokenizados de la banca comercial pueden integrarse perfectamente con el din...