El nearshoring y la economía verde ofrecen oportunidades que América Latina y el Caribe (ALC) deberían aprovechar, ya que el crecimiento económico estimado actual no será suficiente para hacer mella en la pobreza, dijo el Banco Mundial (BM) el martes en un informe.

La entidad señaló que sus previsiones de crecimiento para 2023 en la región han ido bajando continuamente en los últimos seis meses y que la previsión se sitúa en el 1.4% para 2024 y un 2.4% para 2025, “demasiado bajo para lograr avances significativos en la reducción de la pobreza”.

“La región se ha recuperado en gran medida de la crisis pandémica, pero lamentablemente ha vuelto a los bajos niveles de crecimiento de la década anterior”, dijo Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

“Los países necesitan acelerar urgentemente el crecimiento inclusivo”, agregó.

Dos décadas de avances en la gestión macroeconómica han dotado a ALC de una capacidad de recuperación económica general, y se ha observado que la relación entre deuda y producto ha descendido a un 64.7% del PIB desde el 66.3% del año pasado, en un contexto de mayores costos de financiación a escala mundial.

Los niveles de pobreza han disminuido y el empleo ha aumentado hasta el punto de que ambos han vuelto en su mayor parte a la situación previa a la pandemia. Se espera que la inflación, excluida Argentina, descienda al 5.0% este año desde el 7.9% de 2022.

Lee: AMLO pide al presidente de China controlar flujo de fentanilo ante amago intervencionista en EU

Nearshoring y economía verde son buenas opciones para Latinoamérica y el Caribe: BM

Pero la región también gasta por encima de sus posibilidades y se espera que los desequilibrios fiscales alcancen el 2.7% de la producción este año.

Durante años, ALC ha ofrecido a los inversores un entorno difícil, con normas que cambian rápidamente, elevados costos de transporte y una mano de obra con una formación desigual, lo que significa que Canadá, el Reino Unido y, a veces, Estados Unidos resultan más atractivos que los gigantes regionales Brasil y México.

Los factores se suman a la preocupación de los inversores por los costos locales del capital, los bienes inmuebles y los impuestos, según el Banco Mundial.

“La región de América Latina y el Caribe sigue siendo una de las menos integradas, mientras que la apertura comercial y los flujos (de inversión extranjera directa) se han estancado o reducido en los últimos 20 años”, afirmó William Maloney, economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

“Los países deben encontrar formas de ganar atractivo y aprovechar las tendencias del nearshoring”, dijo, al tiempo que aprovechan las ventajas de la región en la producción de energía sostenible y materias primas de transición verde.

Con información de Reuters.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

acciones-Walmart-Vizio
Esta es la fintech que Walmart compró para reforzar sus servicios financieros en México
Por

Durante el Walmart Day, la cadena de supermercados dio a conocer que las autoridades financieras del país le informaron...