Notimex.- El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, lamentó no haber logrado acuerdos con el gobierno federal en el contexto de las afectaciones por el paro de labores, lo cual se “traduciría en una alta mortalidad de empresas, pérdida de empleos” y baja en captación de ingresos públicos.

Este jueves, dijo, con más de un millón de empleos perdidos, “es muy alto el porcentaje de dueños de empresa que han tenido que declararse en quiebra y más aun los que hoy ven como único futuro suspender en definitiva la operación de sus empresas”.

Durante el Octavo Informe Semanal Covid-19, calificó de “penoso no haber podido traer de regreso de las mesas de análisis un acuerdo con las autoridades que significara un apoyo claro y suficiente para todos”.

Te puede interesar: Empresas privadas elevaron 11% su producción petrolera durante abril

En su opinión, la inacción de las autoridades trae ya consecuencias devastadoras para la industria; “significa desempleo, mayor concentración de la actividad económica, precarización del bienestar, disminución de los ingresos públicos; significa en suma una importante regresión del desarrollo que habíamos logrado en México”.

A estas condiciones, la industria ha tenido que enfrentar además lo que llamó “intentos incomprensibles, basados en argumentos falaces, para justificar el regreso pleno a la generación eléctrica basada en combustibles fósiles, que además de ser altamente contaminantes y dañinos a la salud humana, son ineficientes y caros”.

Advirtió que seguirán defendiendo el derecho de la población a tener un medio ambiente sano, a la vez que impulse la expansión de una generación limpia y eficiente en materia de electricidad.

El vocero de la Concamin, Alejandro Malagón, relató al respecto que un elemento positivo en torno al acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) sobre la energía es que el Poder Judicial ha mantenido su autonomía y ha concedido a las empresas afectadas amparos, lo que da tranquilidad en cuanto al respeto del Estado de derecho.

Lee: IP y legisladores analizarán la iniciativa de Ley de Infraestructura de la Calidad

Por su parte, el presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin, José Luis de la Cruz, cuestionó si se está ante un colapso de las finanzas públicas, pues tras la crisis sanitaria, el gobierno enfrentará un déficit de ingresos de 19 por ciento, lo que significará que para operar en este 2020 requerirá 400 mil millones de pesos adicionales.

Más allá, dijo, para 2021 el faltante de ingresos llegará hasta 600 mil millones de pesos, así entre los dos años, para operar requerirá de un billón de pesos, lo que le significará al gobierno operar con recursos marginales.

Entonces, “si no vamos a recurrir al endeudamiento, si no se dará apoyo de la banca de desarrollo, ni programas de apoyo, la única respuesta para reactivar la economía de manera rápida será a través del sector privado y para ello se requiere certidumbre y que se promueva la inversión”.

Para De la Cruz, la única alternativa es que generando certidumbre haya inversión, que a través de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas se pueda sacar al país adelante, porque de lo contrario, “el costo de no hacerlo, es que la pobreza por ingreso pase de 61 millones de mexicanos a 70 millones al finalizar este año”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

 

Siguientes artículos

Exitus, la financiera que busca impulsar pymes para exportar con el T-MEC
Por

A través del factoraje internacional, Exitus Capital buscará financiar las exportaciones de pequeñas y medianas empresas...